sábado, 28 de mayo de 2011

América, América, de Ethan Canin

«Cuando te has visto envuelto en una cosa así, no importa cuánto tiempo haya pasado ni cuánto lleve sin aparecer en las noticias: estás condenado a rastrear siempre sus huellas. A permanecer en alerta, en cierto modo, todos los días de tu vida». Así comienza esta excelente novela, vibrante historia de intriga política a la vez que relato de iniciación, que expone con maestría los claroscuros morales del sueño americano. Estamos en la era Nixon, época traumática para Estados Unidos. La corrupción ha penetrado en las más altas esferas del poder político. Corey Sifter, editor del periódico de una pequeña localidad del estado de Nueva York, rememora sus días de juventud, cuando aceptó la oferta de Liam Metarey, poderoso magnate local, para realizar tareas de mantenimiento en su mansión. Es así como, sin poder evitarlo, se ve envuelto en las intrigas que buscan situar al senador Henry Bonwiller al frente de la Casa Blanca. Bien escrita y traducida, un novelón de esos que se recomiendan a los amigos.

sábado, 21 de mayo de 2011

La ladrona de libros, de Markus Zusak

Markus Zusak es un joven autor que vive en Sydney, Australia. Hasta ahora, había ganado uno de los premios más prestigiosos que su país dedica a la literatura juvenil. Con La ladrona de libros (The Book Thief), ha alcanzado un éxito espectacular. En ella encontrarás un narrador: LA MUERTE. Un tiempo y un lugar: LA ALEMANIA NAZI. Unos protagonistas: Liese, la ladrona de libros; Rudy, su amigo del alma, que sueña con besarla algún día; Rosa y Hans, sus padres de acogida; y Max, el joven judío al que esconden en el sótano. Un comienzo desconcertante, un desarrollo estupendo, ritmo excelente, personajes que quedan en el recuerdo y un final espectacular que pone los pelos de punta. Un libro ideal, un pasatiempo delicioso, apto tanto para jóvenes como para mayores. Un libro sobre EL PODER DE LAS PALABRAS. Si aún no la has leído, puede ser tu novela del verano. ¡A disfrutarlo!

sábado, 14 de mayo de 2011

Pequeños crímenes conyugales, de Eric-Emmanuel Schmitt

Alejandro y Carla llevan quince años casados. Acaban de llegar a su apartamento. Vienen del hospital. Alejandro sufre amnesia. Al parecer, se cayó por la escalera y perdió el conocimiento. No se acuerda de nada y Carla se encarga de ir recordándole quién era, qué frases decía, lo que le gustaba y aquello que detestaba. Pero a Alejandro le parecen contradictorias algunas de las cosas que Carla le dice sobre su propia personalidad y sobre la relación que mantenían. ¿Quién es él en realidad? ¿Y quién es Carla? ¿Cómo era antes su vida de pareja? A partir de lo que ella le cuenta, Alejandro intenta reconstruir su propia vida. Pero, ¿y si Carla mintiese? ¿Es él, realmente, tal y como ella lo describe? Y ella, ¿es de veras su mujer? A través del ágil diálogo y los continuos golpes de efecto Schmitt nos muestra el camino a una verdad inesperada manteniendo el asombro y la tensión hasta el final. En un solo acto y en tiempo real Pequeños crímenes conyugales (Petits crimes conjugaux) nos ofrece una sabia reflexión sobre el amor, la fidelidad y el paso del tiempo, y los problemas que entrañan las relaciones de pareja. En 2001, Eric-Emmanuel Schmitt recibió el Gran Premio de Teatro de la Academia francesa por el conjunto de su obra. Su segunda película como director, Cartas a Dios, se acaba de estrenar en España.

sábado, 7 de mayo de 2011

Alta tensión, de Harlan Coben

Alta tensión (Live Wire en el original) es la novela última novela de Harlan Coben, ganadora del IV Premio Internacional de Novela Negra. Con sus anteriores novelas, ha vendido millones de ejemplares en todo el mundo. Sus libros han sido publicados en más de 33 idiomas, y su nombre ya es referencia dentro del género. El protagonista de la serie es Myron Bolitar, ex-jugador de baloncesto profesional, representante de estrellas de la música y del deporte. Por su trabajo, habitualmente se mueve en el «idílico» mundo de la gente de clase media-alta: campos de golf, jets privados, coches de gama alta, mansiones, fiestas continuas, droga, sexo,... En esta ocasión, Coben nos presenta a Suzze T, antigua estrella del tenis, y su marido, Lex, estrella del rock, ambos clientes de Bolitar desde hace muchos años. Están muy enamorados, e ilusionados con la llegada de su primer hijo. Pero alguien difunde en la red rumores que ponen en duda la paternidad del bebé, y Lex desaparece. Suzze T acude a Myron en busca de ayuda, y éste resuelve el misterio. La tónica general de la novela es de frivolidad e inmoralidad, con personajes de vida nada ejemplar. Sin embargo, el autor tiene el detalle de no detenerse en descripciones. Llama especialmente la atención —y quizá sea uno de los motivos de su éxito— lo bien que el autor refleja el mundo de hoy. Términos como Facebook, Google Earth, Blackberry, Skype, iPOD, e-mail, DVD o Blue–Ray, aparecen en la novela con toda naturalidad.