sábado, 27 de octubre de 2012

Tres cuentos crueles, de Saki


«Los dos enemigos se quedaron mirándose durante un prolongado instante de silencio. Ambos empuñaban una escopeta, ambos tenían el odio en el corazón y el asesinato dominando su mente. Había llegado la oportunidad de dar rienda suelta a las pasiones de toda una vida».

Three cruel stories: Tobermory, The story-Teller y The interlopers. O lo que es lo mismo: Tobermory, El contador de cuentos y Los intrusos. Tres cuentos: dos eran pocos y cuatro una antología. Son tres y son crueles, cruelmente divertidos: Tobermory, al que nos imaginamos como el gato de Chesire dibujado por John Tenniel; El contador de cuentos, un cuento que se oye tintinear; y Los intrusos, un cuento (casi) de Navidad. Sin duda, Saki fue un autor «menor»: ni escribió largo ni escribió mucho. Pero hasta ahí, porque Saki es uno de los autores más inteligentemente divertidos del siglo XX. Si no lo conocías, lo vas a comprobar.

0 comentarios:

Publicar un comentario