sábado, 10 de noviembre de 2012

El sueño eterno, de Raymond Chandler


«No había temor en el grito. Más bien sonó a sorpresa un tanto agradable, con acento de embriaguez y tono de idiotez. Fue un sonido desagradable. Me hizo pensar en hombres vestidos de blanco, una ventana con barrotes y camas estrechas con correas de cuero para atar las muñecas y los tobillos».

Excelente. Esta primera novela de Chandler, The Big Sleep en el original, se publicó en 1939. Según el propio autor, refleja «una situación en la que el misterio se resuelve más  por la exposición y comprensión de un solo personaje, siempre en plena evidencia, que por la lenta y a veces forzada concatenación de circunstancias…». Llevada al cine por Howard Hawks con Humphrey Bogart como protagonista en el papel de Philip Marlowe, inicia la serie de este inolvidable personaje, íntegro, honrado, como habían de ser los detectives, según Chandler, un detective que cobra «veinticinco dólares diarios más gastos» y que ni acepta sobornos ni se aprovecha de las muchas situaciones ventajosas en que su trabajo le coloca.

0 comentarios:

Publicar un comentario