sábado, 3 de agosto de 2013

Confesiones de San Agustín, de José Ramón Ayllón

Las Confesiones de San Agustín es considerado por muchos el mejor libro de la Historia, después de la Biblia. Hoy estamos acostumbrados al género autobiográfico, pero Agustín es el que lo inicia, con una obra insuperable, realmente genial. En sus páginas, en palabras de José Ramón Ayllón, autor de esta versión, Agustín «nos regala una mezcla insuperable de antropología, ética, psicología y estilo. Si reducimos a esquema su contenido, podemos decir que la autobiografía más reeditada y leída es la introspección de un alma en carne viva, una búsqueda apasionada de la felicidad, un alarde de psicología y estilo literario. Y, sobre todo, una oración a corazón abierto». La razón de esta versión reducida es clara: «Pienso que algunos clásicos —dice Ayllón— sólo pueden entrar en las aulas si se facilita su lectura». Para ello suprime digresiones filosóficas y teológicas, mostrando al desnudo la vida apasionante del joven Agustín, hasta su conversión, en un castellano del siglo XXI, alejado de la retórica arcaica de algunas traducciones. Te lo lees de un tirón.

0 comentarios:

Publicar un comentario