sábado, 23 de noviembre de 2013

El señor del mundo, de Robert Hugh Benson

El pasado lunes 18 de noviembre el Papa Francisco ha vuelto a sorprender en su homilía matinal en Santa Marta. Arremetiendo contra la «mundanidad», el «pensamiento único» y el «espíritu del progresismo adolescente», que conducen a la apostasía, el Papa Francisco ha hecho referencia a la novela de RobertHugh Benson Señor del Mundo. Escrita en 1907 por un anglicano converso al catolicismo, Señor del Mundo, Lord of the World en el original, está en la línea de novelas como 1984 o Un mundo feliz. En Señor del mundo, el Anticristo es un líder político elegante, moderado, que habla de paz y de unidad, que seduce... pero que persigue y acosa a la Iglesia. Es la exaltación del humanitarismo como religión, una religión contraria a lo sobrenatural. Es, en el fondo, un panteísmo, con un credo propio: «Dios es el Hombre», que ofrece un verdadero alimento a quien tenga anhelos de religión. Idealiza, pero no plantea exigencias de ninguna clase sobre las facultades espirituales del ser humano. Y fomenta desmesuradamente los sentimientos.

1 comentarios:

Publicar un comentario