sábado, 24 de mayo de 2014

Intemperie, de Jesús Carrasco

«Desde su agujero de arcilla escuchó el eco de las voces que lo llamaban y, como si de grillos se tratara, intentó ubicar a cada hombre dentro de los límites del olivar. Berreos como jaras calcinadas. Tumbado sobre un costado, su cuerpo en forma de zeta se encajaba en el hoyo sin dejarle apenas espacio para moverse (…) Notó que los hombres ya se estaban cerca y se dispuso para el sigilo»
El pasado año 2013 los libreros de Madrid eligieron Intemperie, de Jesús Carrasco, como la mejor obra del año. Nacido en Olivenza (Badajoz) en 1972 y afincado en Sevilla este redactor publicitario ha logrado con su primera obra triunfar no sólo en España, sino en países como Italia, Reino Unido, Holanda, Israel o Alemania y ser traducido a quince idiomas. Se le compara con Delibes, el Cela de Pascual Duarte o Mc Carthy. El libro narra la huida de un niño a través de un país castigado por la sequía y gobernado por la violencia. Un mundo cerrado, sin nombres ni fechas, en el que aunque la moral ha desaparecido prevalecen valores universales como la amistad, la solidaridad y la compasión prevalecen. Un libro duro, que engancha y se lee de un tirón.

0 comentarios:

Publicar un comentario