miércoles, 4 de marzo de 2015

Algunos muchachos, de Ana María Matute

Por más que leo a Ana María Matute, no me acaba de convencer. Después de leer Luciérnagas y Olvidado Rey Gudú—según la propia autora «mi mejor novela y mi testamento literario»— me lancé con Algunos muchachos, otro que está entre sus seis libros preferidos. En este caso, Ana María Matute se refirió a él con las siguientes palabras: «Hay un libro que a mí me gusta mucho: Algunos muchachos. Es uno de los libros en los que más estoy yo, mi yo más profundo». Como en muchas de sus obras, en este volumen, compuesto por siete narraciones, trata el tema de los niños, de los adolescentes en el tránsito definitivo hacia la vida adulta. Unos muchachos que no quieren crecer y se aferran como pueden a la infancia. Desde el pequeño rebelde que quiere incendiar su casa a la redactora de un diario íntimo, todos los muchachos aparecen retratados en la riqueza de su sensibilidad. De momento, ya he tenido bastante. Igual dentro de algún tiempo me animo.

0 comentarios:

Publicar un comentario