miércoles, 22 de julio de 2015

Theodore Boone, joven abogado, de John Grisham

«Theodore Boone era hijo único, y por esa razón solía desayunar solo. Su padre, un atareado abogado, tenía por costumbre salir temprano de casa (…) La madre de Theo, que también era una atareada abogada, llevaba diez años intentando perder cinco kilos y por esa razón se había convencido de que el desayuno debía consistir únicamente en un café y un periódico».

Theodore Boone tiene trece años y sueña desde muy pequeño con ser abogado. Su dominio es tal que sus compañeros de colegio le consultan las dudas que tienen y él se las resuelve y les dirige hacia los mejores abogados. En esta primera novela de la serie, Theo se ve mezclado en un importante juicio: Peter Duffy, un hombre de negocios, ha sido acusado de asesinar a su mujer para cobrar la póliza del seguro, pero su coartada es muy sólida. Theo y su clase asisten a la primera sesión y, luego, Theo sigue con atención todos los pormenores del caso. Pero, por una vía inesperada, conoce a una persona que puede cambiar el rumbo del juicio…

0 comentarios:

Publicar un comentario