sábado, 10 de septiembre de 2011

Cinco panes de cebada, de Lucía Baquedano

Un libro que engancha, para jóvenes con cierta sensibilidad. Muriel es una joven de Pamplona de apenas 21 años que acaba de terminar su carrera de Magisterio. Tiene ilusión por trabajar en una escuela moderna, en la ciudad, pero acaba destinada en un pueblecito casi desconocido, Beirechea. Allí se encuentra con una escuela destartalada, gente sencilla, cerrada e insensible a la cultura. Todo ello deja en el ánimo de Muriel una sensación profunda de desaliento. Sin embargo, poco a poco va superando su desesperanza. Muriel ve cada vez con mayor claridad que tiene que cumplir con una misión importante: que la gente del pueblo comprenda que la educación le ayudará a realizar mejor todo lo que tenga que hacer en la vida. Con el paso de los días, Muriel va haciendo amistad con la gente del pueblo y así se va sintiendo integrada hasta el punto de rechazar un puesto de trabajo muy prometedor en Pamplona. Además, ha conocido a Javier, joven agricultor. Entre los dos surge una amistad muy especial…
Entrevista con la autora

0 comentarios:

Publicar un comentario