lunes, 8 de agosto de 2022

Vida de este chico, de Tobias Wolff

«El agua de nuestro coche se puso a hervir otra vez en cuanto mi madre y yo cruzamos la División Continental. Mientras esperábamos a que se enfriase oímos, procedente de algún lugar por encima de nosotros, el alarido de una bocina. El sonido se hizo más fuerte y luego un camión grande salió de la curva, pasó junto a nosotros a toda velocidad y tomó la siguiente curva, la caja dando violentos bandazos».

En Vida de este chico, Tobias Wolff narra sus recuerdos de niño y adolescente, cuando, divorciados sus padres, recorría con su madre las carreteras de Estados Unidos de un lado a otro del país. Toby absorberá entre mapas, whisky, peleas a puñetazos, amistades y traiciones, la esencia de esa América de los años cincuenta que marcará irremediablemente su juventud, una juventud con ciertos toques dickensianos. Terminé, satisfecho, la lectura de Vieja escuela de Tobias Wolff. Al poco tiempo, un amigo me recomendó y prestó Vida de este chico. Lectura amena, por momentos divertida, dramática en otros, terminas entendiendo por qué Vida de este chico fue llevada al cine en 1993 con Leonardo di Caprio , Robert de Niro y Ellen Barkin como protagonistas.


 

lunes, 25 de julio de 2022

Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena

 «Apenas alzó los párpados, la visión de conjunto la espantó tanto, que volvió a abatirlos. ¿Qué es lo que observó para que de tal modo la acongojase? No sabría explicárselo, pues no osó mirar a nadie fijamente a los ojos. No eran las individualidades lo que, en un principio, la dejó aturdida, sino la masa, y no porque aquel conjunto de hombres y mujeres fuese amenazante o alborotador. Nada más lejos de la realidad. (…) eran distintos».

Alice Gould es ingresada en un sanatorio mental. En su delirio, cree ser una investigadora privada a cargo de un equipo de detectives dedicados a esclarecer complicados casos. Según una carta de su médico particular, la realidad es otra: su paranoica obsesión es atentar contra la vida de su marido. La extrema inteligencia de esta mujer y su actitud aparentemente normal confundirán a los médicos hasta el punto de no saber a ciencia cierta si Alice ha sido ingresada injustamente o padece realmente un grave y peligroso trastorno psicológico. Para escribir este libro el autor ­-después de visitar numerosos manicomios- ingresó en un hospital psiquiátrico y convivió, como un loco más, entre los locos. Así pudo plasmar con realismo lo que es en realidad el tema de fondo de la novela: el encierro en el hospital. La novela de Torcuato Luca de Tena está prologada por el psiquiatra Juan AntonioVallejo-Nágera y su adaptación cinematográfica se estrenará en España en cines el 7 de octubre de 2022.

lunes, 11 de julio de 2022

El viaje de Egeria, de Ana Muncharaz

«No veo más que el reflejo del sol sobre el lago, no oigo más que el murmullo del viento. Miro y escucho. Mi mente, sin embargo, bulle de pensamientos. Incluso aquí, en el silencio y después de tantos años, llegan las intrigas, frivolidades, rencores; despojos que he dejado a lo largo del camino. Pero el lago me ampara y esta tierra es un bastión firme al que me agarro. Siento en este lugar su presencia …».

Siglo IV. Egeria vive en Gallaecia consagrada a Dios en compañía de otras mujeres, pero una inquietud turba su vida tranquila y campesina: el deseo de peregrinar a Jerusalén. Un viaje aparentemente imposible para una mujer sola en un mundo convulso. Pero los caminos de Dios son inescrutables. El general hispano Teodosio, casado con su prima Aelia, es llamado por el emperador Graciano a Oriente para detener las invasiones de los bárbaros. Y su prima la pide que la acompañe, primero a Roma y luego a Constantinopla cuando Teodosio es nombrado emperador de Oriente. Desde allí, el ansiado peregrinaje es ya posible y Egeria recorrerá, en un viaje único y azaroso, todos los lugares sagrados del cristianismo.

lunes, 27 de junio de 2022

Un hijo, de Alejandro Palomas

«Todo empezó el día que la señorita Sonia preguntó una cosa. En las ventanas había un sol amarillo muy grande y las hojas de las palmeras se movían como cuando papá se despierta temprano y me dice adiós con la mano en la puerta del cole, y como es invierno lleva puestos los guantes verdes».

Guille es un niño introvertido. Tiene nueve años, va al cole con su amiga Nazia y de mayor quiere ser Mary Poppins. Hasta aquí, todo en orden, todo normal. Salvo por un padre en crisis, una madre ausente, una profesora intrigada y una psicóloga que intenta comprender qué esconde el niño. Y es que esa apariencia de tranquilidad esconde un mundo fragilísimo y un misterio por resolver. Por esta novela Alejandro Palomas recibió el premio Nacional de Literatura Juvenil e Infantil en 2016, aunque, en realidad, él lo escribió para adultos. En fin, un libro para todas las edades, que te dejará huella seas niño, adulto o joven.



lunes, 13 de junio de 2022

Woke, de Titania McGrath

«Yo nací siendo woke. Mi consciencia es innata. Fluye por mis venas como un elixir mágico, mantiene mi alma pura y lista para el combate. En muchos sentidos, soy como la Juana de Arco de nuestros días: indomable, adelantada a su tiempo, con gran dominio del francés. (…) Mi nombre es Titania Gethsemane McGrath. Soy una poetisa interseccional radical comprometida con el feminismo, la justicia social y la protesta pacífica armada.»

En Woke Titania McGrath demuestra cómo cada persona puede contribuir a la consecución de la justicia social. Icono milenial en la trinchera del activismo en línea, Titania guía a sus lectores por los conceptos y la terminología que debe manejar con soltura toda persona «woke». Cualquiera puede ser activista. (…) Oportuna y esencial, esta guía te ayudará a convertirte en una persona «woke». Una sátira feroz contra una generación obsesionada con el género fluido, el sexismo, la cancelación… Una parodia de Andrew Doyle, comediante, escritor y periodista que desnuda a un grupo social que bajo la bandera del progresismo sólo crea división.



lunes, 30 de mayo de 2022

Domingo Villar, La playa de los ahogados

«El inspector Leo Caldas se bajó del taxi y dio dos zancadas para evitar los charcos que inundaban la acera. Entró en el vestíbulo del hospital, se abrió paso entre la gente que esperaba frente a los ascensores y se dirigió a las escaleras. Subió hasta la segunda planta y avanzó por un pasillo flanqueado por hileras de puertas cerradas. Se detuvo ante la marcada con el número 211, la abrió ligeramente y miró al interior. Tras una mascarilla verde, un hombre dormía sobre la cama más próxima a la ventana. La televisión estaba encendida, sin voz, y la otra cama vacía y con las sábanas dobladas sobre el colchón».

El pasado miércoles 18 de mayo de 2022 me enteré del fallecimiento de Domingo Villar, con sólo 51 años, y dejando mujer y tres hijos. La verdad es que me impactó bastante la noticia. Disfruté leyendo La playa de los ahogados, y no menos con Ojos de Agua y El último barco. En la que nos ocupa, una mañana, el cadáver de un marinero es arrastrado por la marea hasta la orilla de una playa gallega. Si no tuviese las manos atadas, Justo Castelo sería otro de los hijos del mar que encontró su tumba entre las aguas mientras faenaba. El lacónico inspector Leo Caldas se sumerge en el ambiente marinero del pueblo, tratando de esclarecer el crimen entre hombres y mujeres que se resisten a desvelar sus sospechas y que, cuando se deciden a hablar, apuntan en una dirección demasiado insólita. Tampoco facilita las cosas el carácter impulsivo de Rafael Estévez, su ayudante aragonés, que no acaba de adaptarse a la forma de ser del inspector. De lo mejorcito en novela policíaca dentro del panorama narrativo español. Fue llevada al cine en 2015.








lunes, 16 de mayo de 2022

Vieja escuela, de Tobias Wolff

«…aunque Arch estaba cojo y de las orejas le salían pelos blancos y tenía un comienzo de barba gris en la cara, volvía a sentirse como un muchacho; pero uno muy versado que no pudo evitar pensar en la escena descrita por aquellas antiguas palabras, seguramente las palabras más hermosas nunca escritas o dichas: Su padre, cuando le vio acercarse, corrió a su encuentro».

¿Hasta dónde será capaz de llegar un joven escritor para conseguir el reconocimiento de un autor consagrado? Alumno de un colegio elitista, el narrador ha aprendido a mimetizarse con sus compañeros y a competir con ellos por un lugar en el que hacer realidad su vocación literaria. Pero en el camino deberá aprender a contar la verdad sobre sí mismo. Las primeras páginas de Vieja escuela, el ambiente que describe, recuerdan a El guardián entre el centeno. Wolff admite la influencia: "Leí la maravillosa novela de Salinger de niño y todavía me gusta, incluso la he enseñado en mis clases. Es probable que sin darme cuenta me haya influido. Pero mi colegio y el suyo eran muy distintos. El suyo estaba lleno de gente afectada y cruel; en el mío había otros problemas: de clase, raza y género, pero las relaciones eran más cordiales, casi idealistas. La influencia fue, creo, en dirección contraria: su foco era individual, el mío colectivo, y no quería usar su dialecto juvenil, sino hablar como un escritor adulto"[1].