sábado, 23 de febrero de 2013

El bandido Saltodemata, de Otfried Preussler

El pasado miércoles 22 de febrero de 2013 saltaba a la prensa la noticia del fallecimiento del escritor alemán Otfried Preussler. Nacido en Reichenberg, Bohemia, hoy República Checa, era hijo de maestros, y también él mismo ejerció como maestro. Durante la Segunda Guerra Mundial fue prisionero del ejército ruso. Autor teatral, traductor y escritor, es conocido como autor de clásicos infantiles como La pequeña brujita o El bandido Saltodemata, que quizá muchos hemos leído en nuestra infancia. En El bandido Saltodemata (Der Räuber Hotzenplotz), el bandolero roba un molinillo a la abuela; su nieto Jaimito y su amigo Pepe intentan recuperarlo, pero son capturados por Saltodemata; sin embargo, después de distintas aventuras logran entregar a Saltodemata al policía Matamicrobios. Esta aventura se continúa con Nuevas aventuras del bandido Saltodemata (Neues von der Räuber Hotzenplotz) y El bandido Saltodemata y la bola de cristal (Hotzenplotz 3).

sábado, 16 de febrero de 2013

Mi vida. Joseph Ratzinger

El pasado lunes, 11 de febrero de 2013, Benedicto XVI conmocionaba al mundo con el anuncio de su renuncia. Lo hacía con estas palabras: «Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. (…) para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí (…) Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma (…) os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos». Lección de humildad. Lección de valentía. También nosotros le damos las gracias de todo corazón: Gracias, Santo Padre. Gracias por haber dicho que sí aquel 19 de abril. Gracias por su sabiduría, por su sonrisa y por su entrega. ¡Nunca le olvidaremos! Y para facilitar el grabar en la memoria su figura, qué menos releer esta breve autobiografía, en la que el propio Joseph Ratzinger, al hilo de su historia personal, repasa los grandes problemas de la Iglesia en el pasado siglo, con sentido del humor, inteligencia y pasión. Una obra en la que Su Santidad Benedicto XVI abre de par en par su corazón al lector.
Descargar libro en formato EPUB, MOBI, PDF, DOC

sábado, 9 de febrero de 2013

Deja en paz al diablo, de John Verdon

Aunque los veo circulando entre muchachos de 14 años, los libros de John Verdon no me parecen adecuados para jóvenes. Tampoco éste, Deja en paz al diabloLet the Devil Sleep en el original. Aunque la historia pueda enganchar algo, no merece la pena leerla. Lenguaje basto y procaz en ocasiones, aunque no es la trama tan nefasta como en No abras los ojos, su anterior novela. Desde luego, si vas a leer alguna, lee sólo la primera: Sé lo que estás pensando. Lo demás es perder el tiempo. En la que ahora nos ocupa, el detective retirado David Gurney, aún no recuperado después de encontrarse al borde de la muerte tras resolver su último caso, se ve envuelto en la resolución de un antiguo caso, el del asesino en serie que se hace llamar Buen Pastor, que había quedado sin resolver. Lo dicho: flojito en todos los sentidos. Aprovecha tu tiempo leyendo otras novelas, que las hay muchas y muy buenas.



viernes, 1 de febrero de 2013

El viaje de Bilbo, de Joseph Pierce

El poder, la codicia, la guerra, la muerte, el paso del tiempo son algunos de los grandes temas tolkienianos que aparecen en El hobbit. En el presente libro —Bilbo’s Journey. Discovering the Hidden Meaning of The Hobbit—, que lleva por subtítulo Descubriendo el significado oculto en «El hobbit», Joseph Pierce investiga sobre los significados profundos de la aventura de Bilbo, que en una lectura superficial pueden pasar inadvertidos: su crecimiento interior, la acción de la providencia en la vida de cada hombre, la influencia del llamado «mal del dragón»,… Porque, de hecho, tanto El hobbit como El Señor de los Anillos son imágenes del mundo real, espejos que permiten a los lectores ver sus propios problemas reflejados en las historias.