miércoles, 26 de noviembre de 2014

Cumbres borrascosas, de Emily Brontë

Emily Brontë, hermana de las también escritoras Charlotte y Anne, escribió una única novela: Cumbres borrascosas (1847), Wuthering Heights en el original. Difícilmente clasificable, esta obra es, a la vez, romántica, gótica, amorosa y diabólica. La vida de sus personajes está presidida por la venganza, la pasión, la lucha entre el bien y el mal. Está narrada en primera persona por un viajero que llega a una casa desolada, llamada «Cumbres Borrascosas», donde le será referida la historia de los Earnshaw. Heathcliff, el protagonista, es un gitano expósito recogido por el señor Earnshaw, que lo ha educado como a uno de sus propios hijos. Al morir el viejo Earnshaw, su hijo Hindley, de carácter brusco y vacilante, oprime al joven Heathcliff, a quien siempre ha odiado. Heathcliff encuentra en cambio comprensión en la hija de Earnshaw, Catalina, de quien se enamora con todo el ímpetu de su naturaleza pasional y violenta. Cierto día oye decir a Catalina que nunca se rebajará a casarse con él y, profundamente herido en su salvaje orgullo, Heathcliff abandona la casa. Pasados tres años, Heathcliff vuelve enriquecido. Catalina se ha casado con un hombre insignificante; también su hermano Hindley se ha casado, y ahora lo recibe con gusto porque tiene dinero. Desde entonces, Heathcliff vivirá sólo para la venganza.

0 comentarios:

Publicar un comentario