miércoles, 24 de diciembre de 2014

A pleno sol (El talento de Ripley), de Patricia Highsmith

«Tom echó una mirada por encima del hombro y vio que el individuo salía del Green Cage y se dirigía hacia donde él estaba. Tom apretó el paso. No había ninguna duda de que el hombre le estaba siguiendo».

Mr. Greenleaf, millonario americano, pide a Tom Ripley que intente convencer a su hijo Dickie —que lleva una vida bohemia en Mongibello, al sur de Nápoles— de que regrese a casa. Tom acepta el encargo, viaja a Europa y encuentra a Dickie y a su amiga Marge, con quienes establece una turbia y compleja relación que desemboca en un desconcertante final. Patricia Highsmith presenta con maestría en sus novelas el mal, la violencia y el crimen en la sociedad contemporánea. Las situaciones más comunes de la vida ordinaria se transforman en un camino irreversible hacia la perdición. En A pleno sol (The talented Mr. Ripley en el original), llevada al cine por René Clément y protagonizada por Alain Delon, el protagonista es el amoral Tom Ripley, que asesina una y otra vez para salvaguardar su cómodo nivel de vida, mientras escucha a Schubert y admira a los mejores pintores, con un vaso de Médoc o un whisky on the rocks… Después de leer a Patricia Highsmith uno no se atreve a salir a la calle…

0 comentarios:

Publicar un comentario