sábado, 29 de septiembre de 2012

La travesía del Viajero del Alba, de C.S. Lewis

Excelente adaptación de la novela de C. S. Lewis. Disfruté como un niño al verla y me leí de un tirón las dos últimas novelas de la serie de las Crónicas de Narnia que aún tenía pendientes de leer: La silla de plata y La última batalla. Impresionante dinamismo, numerosas escenas de acción y brillantes efectos visuales, con una trama sólida, personajes bien construidos y conflictos interesantes. Edmund y Lucy asumen los papeles de sus hermanos Peter y Susan, ya demasiado mayores para viajar a Narnia. Han crecido y son más maduros, aunque eso no evita e que tanto ellos como Caspian sufran tentaciones en sus puntos más flacos, los complejos que les atenazan y que ponen en peligro el éxito de su misión. Eustace, el primo de Edmund y Lucy ocupa un poco el papel que Edmund desempeñaba en la primera película, al mismo tiempo que constituye un excelente contrapunto cómico, propiciando los momentos más graciosos. El guión es muy fiel al espíritu cristiano que quiso darle C. S. Lewis, algo que se constata en el majestuoso león Aslan, que guía a los chicos por el camino del bien, y asegura que en el mundo real pueden encontrarle con otro nombre.

sábado, 22 de septiembre de 2012

La vida cotidiana de los primeros cristianos, de Adalbert G. Hamman


«Los cristianos llevan la misma vida cotidiana que las demás gentes de su tiempo. Habitan las mismas ciudades, se pasean por los mismos jardines, frecuentan los mismos lugares públicos —aunque se les encuentra menos en las termas y en el teatro—, utilizan las mismas carreteras, son pasajeros en los mismos navíos. Multiplican sus relaciones, siempre dispuestos a prestar un servicio, ejerciendo todos los trabajos salvo los que no se armonizan con su fe. Se casan como los demás, preferentemente con correligionarios, a fin de poder compartir unas mismas preocupaciones de vida moral y de fidelidad recíproca».
Esta vida de todos los días, que compone la trama de la existencia cristiana y que apenas aflora en los historiadores, más atentos a los grandes acontecimientos y a los grandes personajes es la que nos muestra A. G. Hamman, franciscano, profesor en el Instituto Patrístico de Roma, uno de los mejores conocedores de la antigüedad cristiana. Con un estilo ameno, en el que abundan las anécdotas curiosas, el autor nos lleva a descubrir hombres y mujeres inmersos en una vida que palpita con latidos fascinantes. Un libro que, sin duda, releerás.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Noticias de la noche, de Pétros Markaris

Tras el asesinato de un matrimonio de inmigrantes albaneses en una chabola de los suburbios, un hombre, también de origen albanés, se confiesa autor del crimen. El caso, cerrado en apariencia, se revela mucho más complejo cuando Yanna Karayorgui, periodista especializada en sucesos, aparece asesinada. Kostas Jaritos, comisario del departamento de Homicidios de Atenas, se encarga de la investigación. Con una buena dosis de intuición, algo de cinismo y su larga experiencia, descubre una turbia trama de comercio clandestino, en la que están en juego intereses económicos de importantes organizaciones griegas y albanesas. Noticias de la noche es la primera novela que el maestro griego de la novela negra, Petros Márkaris, dedicó a su personaje estrella Kostas Jaritos. A través de los ojos de este veterano y desencantado policía, que sale a bronca diaria con su mujer y al sólo levantan el ánimo las llamadas de su hija, los croissants de la mañana y su afición por la lectura de diccionarios, el autor nos radiografía la sociedad griega de finales de siglo pasado. Novela bien construida, que entretiene, con personajes bien caracterizados, pero que sin embargo no aporta nada nuevo a los lectores habituales del género. Lo mismo que las siempre innecesarias y lastimosas escenas de cama, aunque sean con la mujer legítima.

sábado, 8 de septiembre de 2012

El trabajo intelectual, de Jean Guitton


Jean Guitton es uno de los grandes intelectuales franceses contemporáneos, sin los que no se podría comprender ni la Francia ni la Europa del siglo XX. Con El trabajo intelectual (Le travail intellectuel) nos presenta un «pequeño libro de consejos» como él mismo afirma en el Prólogo, dirigido «a los que estudian y a los que escriben», a todos aquellos que «en medio del ajetreo de la existencia moderna, no han renunciado a leer, a escribir, a pensar». Por sus páginas desfilan temas como la preparación del trabajo, el esfuerzo, el descanso, la puesta en orden de los pensamientos, la lectura como enriquecimiento de sí mismo, el estilo, las fichas, las notas y las clases, etc. La obra quiere ser una luz para todos aquellos que sientan la llamada al pensamiento o simplemente al estudio —aunque de momento lo hagan por obligación—. Sus reflexiones vienen acompañadas a menudo de anécdotas acerca del modo de trabajar de diferentes intelectuales como Pascal o Stendhal. Un libro demasiado bueno para ser olvidado que te hará descubrir el sentido del estudio y a gozar de él e influirá positivamente en tu modo de trabajar. Quienes lo lean, no lo olvidarán. Puedes echar una ojeada al índice, al prólogo y a alguna página más en Goggle Books: El trabajo intelectual.

sábado, 1 de septiembre de 2012

La silla de plata, de C.S. Lewis

Después de ver La travesía del Viajero del Alba no pude resistirme y me leí seguidos los dos libros de las Crónicas de Narnia que me quedaban por leer. En esta aventura, Eustace Scrubb, el primo de Peter, Susan, Edmund y Lucy es llamado a Narnia por Aslan junto con su amiga Jill Pole. Su misión es rescatar al príncipe perdido, heredero del rey de Narnia, secuestrado desde hace muchos años. Como en el resto de la serie de Narnia, C. S. Lewis, uno de los grandes escritores de literatura infantil y juvenil en lengua inglesa y amigo y colega de Tolkien nos ofrece una obra fantástica y alegórica sobre la eterna lucha entre el bien y el mal. Sin C. S. Lewis no se entiende la narrativa fantástica actual.