sábado, 18 de mayo de 2013

El gran Gatsby, de Francis Scott Fitzgerald


«Cuando era más joven y más vulnerable, mi padre me dio un consejo en el que no he dejado de pensar desde entonces. “Siempre que sientas deseos de criticar a alguien”, dijo, “recuerda que no a todo el mundo se le han dado tantas facilidades como a ti”».

El gran Gatsby es la historia del fracaso de un sueño. Como dice Ignacio Arellano, en El jardín de los clásicos, «Gatsby, que pertenece a los de abajo y ha vivido en la pobreza, conoce a Daisy, arquetipo de las hermosas muchachas de Fitzgerald, poseedora del esplendor de la riqueza y representante de un mundo prohibido para Gatsby, que se enamora irrevocablemente de ella. Durante la guerra, mientras Gatsby (su verdadero nombre es Gatz) lucha heroicamente en Europa, Daisy se casa con Tom Buchanan, uno de sus iguales y olvida al soldado ausente. Años después Gatsby, que se cree obligado a ofrecer a su amada la riqueza, hace fortuna por medios algo turbios, y construye en Long Island una casa frontera a la mansión de los Buchanan, donde ofrece continuas fiestas con la esperanza de que en alguna de ellas aparezca Daisy. Para estar a la altura se inventa a sí mismo y James Gatz se transforma en Gatsby, ex alumno de Oxford, heredero de una familia patricia que no existe, aventurero en todas las capitales extranjeras, con una historia romántica detrás…». Publicada por primera vez en 1925El gran Gatsby está considerada como La Gran Novela Americana.

0 comentarios:

Publicar un comentario