domingo, 7 de agosto de 2011

Ana y la Sibila, de Antonio Sánchez-Escalonilla

Ana y Mario tienen 14 años. Van a la misma clase, y no se soportan el uno al otro. Se encuentran en Roma en viaje de estudios. Mientras contempla el techo de la Capilla Sixtina, Ana recibe una llamada de socorro de la Sibila de Cumas, una misteriosa adivina de los tiempos antiguos condenada a envejecer durante mil años. Esa misma noche, la joven escapa del hotel y se interna entre las calles de la ciudad para emprende un rescate a través del tiempo que le conducirá nada menos que hasta la Roma imperial. Mario sospecha algo y, a pesar de que Ana le parece un poco repelente, en el último momento decide no abandonarla y seguirla en su peligrosa aventura. Ana y la Sibila es una historia trepidante y sensible a la vez, donde la auténtica amistad se une a la curiosidad por los misterios del pasado.

0 comentarios:

Publicar un comentario