sábado, 30 de agosto de 2014

El gran Meaulnes, de Alain Fournier

«Fue justamente un jueves por la tarde, hacia finales de mes, cuando nos llegó la primera noticia de aquella mansión misteriosa, la primera ola de aquella aventura de la que no habíamos vuelto a hablar».
Pocos meses después de la publicación de El gran Meaulnes (Le grand Meaulnes en el original), uno de los clásicos indiscutibles de la literatura universal, estallaba la Primera Guerra Mundial. Alain Fournier fue uno de los primeros movilizados que cayeron, en septiembre de 1914, en vísperas de cumplir veintiocho años. El mes que viene se cumplen, por tanto, cien años de su fallecimiento. En mi memoria quedó, cuando tenía la misma edad que sus adolescentes protagonistas, aquella portada naranja de la editorial Bruguera. Y hace unos días —treinta años después de aquel primer encuentro colegial—, por casualidad, cayó en mis manos otro ejemplar de este delicioso libro, el que publicó en 2004 la editorial Mondadori. Sin poder resistirme y aprovechando los últimos días de vacaciones, me lo leí prácticamente de un tirón. Narrado en primera persona por François y ambientado en la gris existencia de provincias, el relato, que mantiene la tensión hasta la última página, se centra en la búsqueda, por parte de su admirado amigo Meaulnes, de una bella muchachaYvonne de Galois—con la que tuvo un encuentro casual y a la que no volvió a ver. Una vez más, pero contado de un modo genial, el ingreso en el difícil mundo de la adolescencia.

sábado, 23 de agosto de 2014

Una pena en observación, de C. S. Lewis

En 1952, la poetisa norteamericana Helen Joy Davidson Gresham, católica, divorciada y comunista, apareció en la vida del cincuentón Clive Staples Lewis, anglicano, soltero y eminente hombre de letras británico, que ejercía en aquel entonces su magisterio en Oxford. Del encuentro personal surgió el amor, al que el ya maduro escritor se entregó con entusiasmo. Pero la dicha duró poco: Helen enfermó de cáncer y murió, dejando a Lewis sumido en el dolor. En el presente libro (103 páginas), excelentemente traducido por Carmen Martín Gaite y fruto de ese dolor, C.S. Lewis reflexiona sobre su desdicha, sobre la pérdida del ser amado, y se confronta con Dios, con su aparente ausencia¿Dios dónde se ha metido?», se pregunta) y con la que parece ser su verdadera naturaleza. El vacío, la soledad, la impotencia, el recuerdo, la fuerza redentora del amor, la fe, la esperanza, la búsqueda de un sentido a tanto sufrimiento son algunos de los ingredientes de este intenso y emotivo libro. En él, Lewis aborda la etapa de su vida que reconstruye la espléndida película de Richard Attenborough Tierras de penumbra, protagonizada por un Anthony Hopkins magistral en el papel del maduro escritor, y por Debra Winger como su esposa.

sábado, 16 de agosto de 2014

La nieta del señor Linh, de Philippe Claudel

«Un anciano en la popa de un barco. En los brazos sostiene una maleta ligera y a una criatura, todavía más ligera. Es el único que lo sabe, porque el resto de las personas que lo sabían están muertas».

Una fría mañana de noviembre, tras un penoso viaje en barco, un anciano, el señor Linh, desembarca en un país donde no conoce a nadie y cuya lengua ignora. Huye de una guerra que ha acabado con su familia y destrozado su aldea. La guerra le ha robado todo menos a su nieta, un bebé llamado Sang Diu, que en su idioma significa “Mañana dulce”, una niña tranquila que duerme siempre que el abuelo tararee su nana, la melodía que han cantado durante generaciones las mujeres de la familia. La nieta del señor Linh (La petite fille de Monsieur Linh en el original) es una novela muy corta (apenas 128 páginas), narrada en tercera persona, y habla del exilio, la soledad y, sobre todo, la importancia que tiene la amistad, auténtica medicina para no perder la esperanza. No te arrepentirás de leerlo.

sábado, 9 de agosto de 2014

La verdad sobre el caso Savolta, de Eduardo Mendoza

Hacía tiempo que quería leer esta novela y, la verdad, no me ha defraudado. Eso sí, he de decir, ya desde el principio, que es una novela para adultos, un público con formación y criterio. Está ambientada en la Barcelona de los años 1917 a 1919, un período de neutralidad política, y tiene como telón de fondo una empresa fabricante de armas abocada al desastre económico por los conflictos laborales. El industrial catalán Savolta, dueño de ese negocio que vendió armas a los aliados durante la Primera Guerra Mundial, es asesinado. Javier Miranda protagonista principal, será el narrador de los hechos. Novela llena de humor, ironía, rica en matices, inteligente y divertida, este relato detectivesco situó a Eduardo Mendoza entre los narradores españoles más destacados de las últimas décadas. La versión cinematográfica, también para adultos está protagonizada por José Luis López Vázquez.

sábado, 2 de agosto de 2014

El caballero invisible, de Valerio Massimo Manfredi

«El caballero asomó de improviso en la niebla como un espectro. Llevaba un yelmo cónico con el nasal y la cota de malla. Ceñía la espada de doble empuñadura del lado derecho, un gran escudo blanco con una cruz roja estaba colgado del arzón del lado izquierdo y una capa de idénticos colores y la misma enseña de color sangre le caía de los hombros hasta cubrir el lomo de su corcel».

Durante la Edad Media, gran parte de España se encuentra bajo el yugo de los moros. El momento de la liberación se acerca, y los más valientes caballeros de toda la Europa cristiana acuden a tierras españolas para defenderlas del invasor infiel. Entre ellos, el señor de Roquebrune, uno de los más famosos caballeros de Francia. Acompañado de su escudero, se dirige hacia León a cumplir con su destino, cuando encuentra en su camino a Antonius Bloch, caballero de la Orden de los Templarios, quien le encomienda una misión tan peligrosa como importante: acompañado por su escudero habrá de llevar un misterioso paquete hasta Santiago de Compostela. Pero el camino no será fácil, el enemigo conoce la misión e intentará impedir que Roquebrune llegue a su destino. Flojilla, para lo que Manfredi nos tiene acostumbrado. Entretiene, pero poco más.