sábado, 15 de octubre de 2011

Un árbol crece en Brooklyn, de Betty Smith



«Un árbol crece en Brooklyn. Algunos lo llaman el árbol del cielo. Caiga donde caiga su semilla, de ella surge un árbol que lucha por alcanzar el cielo. Crece en solares delimitados por tablas entre montones de basura abandonada. Es el único árbol que crece en el cemento. Crece exuberante... sobrevive sin sol, sin agua, hasta sin tierra, en apariencia. Podríamos decir que es bello, si no fuera porque hay tantos de su misma especie».

Y a su sombra lee siempre que puede Francie Nolan, ilusionada con leer todos los libros de la biblioteca del barrio. Francie nos introduce en su familia, y con cariño rememora su infancia y adolescencia. Nos da a conocer a Katie y Johnny, sus padres, y a Neeley, su hermano menor, al que adora. Una novela deliciosa en que los inmigrantes y los pobres son los verdaderos protagonistas. Un relato tierno en que la importancia de la familia, el valor del esfuerzo y la educación se presentan como básicos en la formación de las personas. Una muestra más de cómo las raíces cristianas de Europa fecundan el mundo. En palabras de Paul Auster, «Un libro bellísimo, de una novelista maravillosa y olvidada». Una lectura que nadie debería perderse, IMPRESCINDIBLE.

1 comentarios:

Publicar un comentario