sábado, 13 de octubre de 2012

La boda de Ángela, de José Jiménez Lozano


Los novios, sus familias y los demás invitados a La boda de Ángela esperan que comience la ceremonia en la explanada que hay ante la iglesia en que va a celebrarse el enlace; pero lo que verdaderamente ocupa el relato a partir de este momento es lo que el narrador cuenta a Tesa, un personaje ausente que, pese a ello, tiene un papel determinante en la narración. La historia en sí misma consiste, al cabo, en detalles minúsculos: los rostros, los gestos, las palabras y su sonoridad, recursos entrevistos, la naturaleza y las cosas no siempre visibles que circundan los hechos. En esta maravillada narración, José Jiménez Lozano convierte en un suceso espectacular la asistencia a una ceremonia nupcial y la rememoración que a partir de ella se hace de la vida anterior de toda una familia. Una gran novela. Leer a Jiménez Lozano es recuperar el castellano. El autor, a través de una prosa transparente y una poesía cristalina, descubre el resplandor y riqueza de la realidad que nombra. Ha sido galardonado con los premios más prestigiosos de la lengua española: Premio Cervantes en 2002, Premio Nacional de las Letras en 1992, Premio Nacional de la Crítica en 1989, Premio Castilla y León en 1988. Fue director de El Norte de Castilla y es columnista de los principales periódicos españoles. 

0 comentarios:

Publicar un comentario