sábado, 26 de enero de 2013

El otro árbol de Guernica, de Luis de Castresana


«Esta es la historia de un grupo de niños vizcaínos que fueron evacuados al extranjero durante la guerra y que después de varias vicisitudes acabaron encontrándose y compartiendo un destino común en un edificio de la Chaussée d’Alsemberg, en Bruselas, donde permanecieron hasta finales de 1939. La acción se inicia cuando la primera expedición organizada por el gobierno de Euzkadi sale del Ayuntamiento de Bilbao y concluye cuando los niños de las diversas expediciones regresan, casi tres años después, a la estación de Achuri. (…) El otro árbol de Guernica es, en esencia, una novela de esperanza española y una declaración de amor a Vizcaya (…) no es un libro de restas, sino de sumas (…) es una novela testimonial, un documento real (…) Sé que cuanto aquí relato ha sido vivido y no inventado, y sé por qué lucharon y cómo ganaron su guerra estos vizcainitos, estos españolitos de Alsemberg… porque yo era uno de ellos».

Esta puede ser una de esas novelas de las que digas: «Es la mejor novela que me he leído en muchos años». La película, titulada también El otro árbol de Guernica, dirigida por Pedro Lazaga y estrenada en 1969, no ha envejecido.

0 comentarios:

Publicar un comentario