lunes, 31 de enero de 2011

¿Cómo habla Dios?, de Francis S. Collins

Este es un libro sobre las relaciones entre la ciencia y la fe.  El autor, Francis S. Collins, químico y médico, ha dirigido el proyecto público que secuenció el Genoma Humano y ha tomado parte en el descubrimiento de la base genética de varias enfermedades. Científico de primera fila, ha recibido el premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica. Tras un ateísmo cerrado en su juventud, fue acercándose poco a poco al Dios racional y personal, hasta hacerse cristiano evangélico. El libro se lee fácilmente, a pesar de su carácter científico y en ocasiones filosófico. Me parece asequible para una persona medianamente culta, sea de letras o de ciencias, pero con FORMACIÓN CRISTIANA y un conocimiento básico del tema. Entre los asuntos que trata están esas preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez: ¿Es la idea de Dios un producto de la imaginación humana? ¿Por qué existe el dolor en el mundo? ¿No es verdad que se ha hecho mucho daño en nombre de la religión?... La conclusión a la que llega es que LA CREENCIA EN DIOS ES RACIONAL, Y LA FE Y LA CIENCIA SE COMPLEMENTAN.
Leer más

sábado, 29 de enero de 2011

Mi planta de naranja lima, de José Mauro de Vasconcelos

O Meu Pé de Laranja Lima es un clásico de la literatura brasileña y de la literatura juvenil. Un libro de sos que hacen llorar. Escrita por José Mauro de Vasconcelos, esta novela narra en primera persona y con un alto contenido autobiográfico la historia de Zezé, un niño brasileño de cinco años, de familia humilde y origen indígena. Zezé vive en una zona de favelas, rodeado de pobreza y violencia, fruto de la exclusión social. Por eso se refugia en el mundo de sus juegos y de su fantasía, en el que tiene un lugar destacado su planta de naranja-lima, una planta que puede hablar y caminar, y que será el destinatario de sus confidencias. Pero todo este mundo de ensueño se verá desplazado por la desaparición de su amigo «el Portuga», la única persona que le había dado verdadero cariño. Así descubrirá Zezé muy pronto, a través del dolor, lo cruel y dura que puede llegar a ser la vida. Prepara el pañuelo, pero no dejes de leerla. Te encantará.

jueves, 27 de enero de 2011

El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad

Heart of darkness. Mientras contempla desde su pequeña embarcación la desembocadura del Támesis, Marlow, el marinero protagonista de esta novela, narra a unos compañeros su viaje a África por el río Congo en busca de Kurtz, un agente comercial al que hay que relevar. Lo encontrará gravemente enfermo, recluido en una choza rodeada de cabezas humanas empaladas, vencido por la influencia de lo salvaje, derrotada su humanidad y convertido en un depredador. Aunque en parte pueda leerse la novela como un alegato contra la colonización del Congo, su reflexión moral va mucho más allá: Kurtz, que llegó al Congo con grandes ideales civilizadores sucumbe ante las tinieblas, ante la fuente última de oscuridad, que no es la selva hostil, sino «el mal escondido en las profundas tinieblas del corazón humano».
Leer más

martes, 25 de enero de 2011

Juan Pablo II. El joven que llegó a Papa, de Miguel Álvarez

El 16 de octubre de 1978, a última hora de la tarde, la chimenea de la Capilla Sixtina dejaba escapar una humareda blanca: Karol Wojtila, cardenal arzobispo de Cracovia, con sólo cincuenta y ocho años, una edad extremadamente joven para un papa, se convertía en Juan Pablo II. Era el primer Papa polaco; el primer Papa del Este; el Papa más joven de la historia. Un Papa cuyo pontificado ha removido a la Iglesia y ha cambiado el curso de la historia. Hoy, recién anunciada su próxima beatificación, cristianos y no cristianos, hombres de bien de todo el mundo, le agradecemos su vida y su entrega. En este pequeño libro encontrarás su apasionante historia, la de aquel muchacho polaco que a los veinte años se quedó huérfano de padre y madre, sin hermanos ni familia, en una Cracovia ocupada por los alemanes. Ese joven que trabajó en las canteras de la fábrica Solvay, siempre con un libro en el bolsillo que le permitiera estudiar en los descansos; que fue actor y escritor dramático y un día sintió la vocación del sacerdocio y comenzó a estudiar en el seminario clandestino de Cracovia. El resto de la historia, no te la cuento. Léela, y no te arrepentirás. Acabo con las que quizá sean las últimas palabras que dirigió a los jóvenes, a los que tanto cariño tuvo durante toda su vida. No podía hablar, pero escribió: "Os he buscado; ahora vosotros venís a mí. Os doy las gracias".

domingo, 23 de enero de 2011

Pedro Páramo, de Juan Rulfo

Extraña y apasionante novela publicada en 1955, ante la que el lector se siente desconcertado al principio, pero que va enganchando a medida que se avanza en su lectura. Como ha escrito algún crítico, «con sólo esta novela, de apenas 150 páginas, la escritura mexicana alcanzó su cota más alta, y México otorgó al arte universal una de sus mejores fábulas». El argumento es sencillo: Juan Preciado cuenta cómo, por encargo de su madre moribunda, llega a Comala para ajustar cuentas con su padre, Pedro Páramo, al que no ha conocido. Juan se encuentra con un pueblo deshabitado, lleno de fantasmas. Cuando cobra conciencia de que está en un mundo de muertos, muere aterrorizado y su voz se debilita para dejar paso a los susurros de los muertos, que refieren los hechos sucedidos en Comala en tiempos de Pedro Páramo. En pocos trazos muestra su vida, desde la infancia a la vejez, cómo se va convirtiendo en un cacique violento, codicioso, que llega a poseerlo todo pero no puede lograr el amor de Susana, a quien conoce desde la infancia y por quien siente un amor sin límites. La muerte de Susana le llevará a la desesperación y a vengarse, llevando a la ruina a Comala. El tono general de la novela es negativo, pero también hallamos en ella atisbos de esperanza. Tiene pasajes claramente inmorales, aunque no se recrea en ellos. Por otro lado, encontramos unos personajes con clara conciencia de pecado. Resumiendo: NO ES NOVELA PARA TODO TIPO DE PÚBLICO. Más bien para lectores habituales y con criterio formado.
Leer más

viernes, 21 de enero de 2011

A sangre fría, de Truman Capote

El 15 de noviembre de 1959, en un pueblecito de Kansas, los cuatro miembros de la familia Clutter fueron salvajemente asesinados en su casa. Los crímenes eran aparentemente inmotivados, y no se encontraban claves que permitieran encontrar a los asesinos. Más de cinco años después, Dick  Hickcock y Perry Smith eran ahorcados como culpables de las muertes en la penitenciaría del estado de Kansas. En A sangre fría, Truman Capote, tras largas y minuciosas investigaciones, narra este hecho real y da un vuelco a su carrera, consagrándose como uno de los grandes de la literatura norteamericana del siglo XX. Libro estremecedor que desde la fecha misma de su publicación se convirtió en un clásico. Ante los hechos narrados, es inevitable hacerse preguntas de difícil respuesta: ¿dónde está el límite de lo que llamamos humano? ¿Qué puede explicar un acto como el de Dick y Perry? Esta novela documental, que parece a primera vista un informe objetivo, se revela sobre todo como una reflexión lírica y trágica sobre vidas destruidas: las de las víctimas y las de los verdugos.
Leer más

miércoles, 19 de enero de 2011

Encuentros en Bonaval, de Sonsoles Ónega

No esperaba mucho de esta novela. Pero tan poquito, tan poquito… Una historia flojilla, en la que se muestra el poco oficio que aún tiene su autora, aunque vaya ya por su tercera novela. Aunque no se tarda mucho en leerla, con lo mucho y bueno que hay que leer, ésta novela NO MERECE LA PENA. ¿Qué se puede esperar de una escritora que dice que «las hojas chirrían a su paso»? Bueno, ya siento ser tan contundente —perdóname, Sonsoles, porque no soy nadie—, pero la crítica que leí parece de otra novela. Y ahora, te cuento un poco de qué va. Mariana, una muchacha a punto de iniciar sus estudios universitarios, sueña con ser periodista, como su padre. Un día se cruza con Timoteo, un cazador de pensamientos que deambula por las calles de Santiago, y descubre en él al protagonista de la historia que aspira a publicar algún día. Podía haber sido una buena novela, pero se queda sólo en un intento.

domingo, 16 de enero de 2011

Muerte en la clínica privada, de P. D. James

Considerada por muchos como la reina de la novela de crimen inglesa, con esta novela nos ofrece una de sus obras típicas.  Un relato en el que  lo importante no es tanto descubrir a los culpables como desvelar la riqueza del mundillo que rodea al crimen, y las implicaciones de los personajes envueltos en el caso.  En este caso se trata del asesinato de la célebre periodista de investigación Rhoda Gradwyn. Cuando ingresa en Cheverell Manor, la clínica privada del Dr. Chandler-Powell en Dorset  para quitarse una antigua y antiestética cicatriz que la desfiguraba, sus planes son ser operada por un cirujano de renombre, pasar una tranquila semana convalecencia en una de las mansiones más bellas de Dorset y comenzar una nueva vida. El inspector Adam Dalgliesh y su equipo, que se encargan del caso, pronto se encontrarán con una segunda muerte que complica todo. La autora hace un retrato minucioso de los personajes, ahonda en su personalidad y mantiene la intriga hasta el final.

viernes, 14 de enero de 2011

Helena o el mar del verano, de Julián Ayesta

Este pequeño librito, de apenas 87 páginas, delicioso, y considerado por algunos críticos como una de las mejores novelas españolas del siglo XX, retrata, con brevedad y sencillez, el alma humana en la convulsa etapa de la adolescencia, plena de rebeldía y amores platónicos. Contada en primera persona por un adolescente, en ella aparecen la amistad, la familia, las vacaciones, la fe, los clásicos, los sueños,… Todo ello con la ciudad de Gijón, patria chica del autor, como telón de fondo. siete estampas de la vida cotidiana para contagiar a los lectores el gozo de la vida y el fulgor que penetra lo cotidiano cuando se descubre el amor por primera vez. Muy recomendable para todos aquellos que pasamos muchas horas y días de nuestra vida tratando con adolescentes.

miércoles, 12 de enero de 2011

El hombre que quería ser culpable, de Henrik Stangerup

Un hombre cualquiera mata un día a su mujer en un arrebato de pasión. En principio, le acogen con simpatía los psicoterapeutas que las instituciones judiciales le adjudican para «ayudarle». Pero nadie, y ellos aún menos, podrá vencer la presión de una sociedad que niega la responsabilidad individual, que niega a ese hombre la verdad de sus emociones, su integridad, que procura borrar en él toda memoria. Despojado de las bases mismas de su existencia, el hombre va enloqueciendo en su frustrado intento de probar a los que supuestamente le ayudan que sí es culpable, que sí se hace responsable de sus actos. Considerado uno de los más importantes escritores escandinavos, Stangerup ha sido varias veces nominado para el Premio Nobel. Autor agnóstico, en esta obra delata —como vemos en ‘Crimen y castigo’ y tantas otras obrasla falsedad del postulado defendido por algunas filosofías para las cuales el reconocimiento de la culpa traumatiza al hombre.

sábado, 8 de enero de 2011

La carta final (84 Charing Cross Road), de David Hugh Jones

Anoche tuve la oportunidad de ver esta película del año 1986. Ya había leído el libro hace tiempo, y recuerdo que me gustó mucho. Con la película, dirigida por David Hugh Jones e interpretada por  Anne Bancroft y Anthony Hopkins he vuelto a disfrutar, más si cabe. Me parece una película deliciosa. Con  cierto dramatismo, pero al mismo tiempo con golpes de humor, la disfrutarán especialmente los amantes de la buena literatura. Narra la estrecha relación epistolar entre una ávida lectora neoyorquina (Bancroft) y el librero de Londres (Hopkins) que la abastece, y las relaciones de amistad que van surgiendo. Puede ser apropiada también para jóvenes. Dura aproximadamente unos 95’, y de verdad que merece la pena verla.
Leer reseña del libro

jueves, 6 de enero de 2011

La visita de la vieja dama, de Friedrich Dürrenmatt

Los habitantes de Güllen viven sumidos en la pobreza y el aburrimiento. Sin embargo, un acontecimiento inesperado revolucionará su miserable existencia: Clara Zachanassian, que huyó de su pueblo natal como madre soltera, menospreciada y arruinada, regresa siendo una de las mujeres más ricas del mundo. Aprovechando la ocasión, el alcalde pretende que Clara haga un sustancioso donativo a la ciudad de Güllen y encomienda a su novio de la infancia, Alfred Ill, la misión de convencerla. Pero Clara, deseosa de vengarse del hombre que la dejó embarazada y valiéndose del poder del dinero, corromperá a los que hasta entonces eran los más allegados de Alfred, logrando que hasta su propia familia se vuelva contra él. Escrita en 1955, La visita de la vieja dama se estrenó en enero del siguiente año en Zurich y obtuvo enseguida un enorme éxito de público y crítica. En 1964 se rodó su versión cinematográfica, interpretada por Ingrid Bergman y Anthony Quinn. Hoy es considerada como un clásico del teatro contemporáneo.

martes, 4 de enero de 2011

La escuadra costera, de Alexander Kent

Copenhague, 1800. Tras siete años de cruel guerra contra Francia, el antiguo aliado de Gran Bretaña, Dinamarca, representa de repente una amenaza. El escenario del combate sube hasta el Báltico, donde la marina británica se encuentra con la amarga dureza del servicio de bloqueo. Richard Bolitho, recientemente nombrado contraalmirante, está al mando de su primera escuadra y es enviado inmediatamente a una feroz y sangrienta lucha con el enemigo. El resultado de la decisiva Batalla de Copenhague está en manos de Bolitho. Alexander Kent es uno de los principales autores de ficción naval, maestro de las novelas de aventuras marítimas. Con más de veinte títulos publicados, la serie de novelas protagonizadas por Richard Bolito recrea un vívido retrato de la Marina inglesa del siglo XVIII.

domingo, 2 de enero de 2011

El hombre de los círculos azules, de Fred Vargas

Esta novela policíaca no es como las demás. Cuando menos es peculiar, como sus personajes. Al principio me costó entrar, pero acaba enganchando. Jean Baptiste Adamsberg llega a su nuevo destino en París coincidiendo con la aparición de unos círculos pintados en el suelo con tiza azul, junto con una frase: "Víctor, mala suerte, ¿qué haces fuera?". El comisario decide seguir la pista a los sospechosos círculos que aparecen en diferentes lugares y sus intuiciones se confirman  en uno de ellos aparece un cadáver. Adamsberg, cuya vida privada no es precisamente ejemplar, dibuja hojas de árbol mientras le hablan y sale a dar una vuelta cuando necesita ordenar los datos que hay en su cabeza. Su ayudante, el inspector Dangler, es reflexivo, y no entiende al intuitivo de su jefe. De otros personajes sabemos que Mathilde se dedica a seguir a la gente por la calle, y Clémence está obsesionada con los anuncios por palabras. En definitiva, una novela negra distinta, pero que merece la pena leer si eres aficionado a este género. Por lo menos para conocer a esta autora.