sábado, 29 de octubre de 2011

Crimen y castigo, de Fiodor Dostoiewski


Rodión Raskólnikov es un estudiante pobre y orgulloso, con aspiraciones de grandeza. Vegeta en una ciudad enloquecida, agobiado por el calor, la miseria, la estrechez de los cuartos, la brutalidad. Un día decide dar un paso adelante para salir de su situación, matando y robando a una vieja usurera. Raskólnikov ha elaborado previamente una teoría que le autoriza a ejecutar su proyecto: si un individuo «superior» necesita en bien de su idea «pasar por encima de un cadáver o de un charco de sangre, opino que se puede permitir en su fuero interno y según su conciencia, pasar por encima de ese charco de sangre». Pero si el lector piensa que la muerte de Aliona Ivánovna es el crimen de Raskólnikov, se equivoca. El asesinato es ya parte de su castigo. El verdadero crimen consiste en pensar que la usurera (un ser humano) es un piojo que se puede matar; consiste en atribuirse la capacidad de juzgar sobre la vida y la muerte; en creer que todo está permitido.

sábado, 22 de octubre de 2011

La invención de Hugo Cabret, de Brian Selznick

Hugo Cabret es huérfano. Vive escondido en la estación de tren de Montparnasse en París, intentando por todos los medios pasar inadvertido. Allí se encarga de mantener los relojes en funcionamiento para que nadie se de cuenta de que su tío, que era el encargado de hacerlo, ha desaparecido y de que ahora vive solo. Su mayor temor es que lo manden a un hospicio y no poder terminar la reparación de un autómata que su padre había encontrado abandonado en el ático de un museo, pues está convencido de que el autómata esconde un mensaje de su padre. Un día, en su afán de conseguir piezas para reparar el autómata Hugo es descubierto robando en un puesto de juguetes, y el dueño le confisca el cuaderno en el que su padre y él habían ido recopilando las notas sobre la reparación del autómata. A partir de ahí a Hugo no le queda más remedio que intentar acercarse al dueño del puesto de juguetes y a la peculiar chica que lo ayuda para intentar recuperar el cuaderno. Para ello tiene que aprender a confiar en otras personas, algo que le cuesta enormemente, pero que cambiará su vida para siempre y de manera sorprendente. Más de la mitad de las páginas del libro son ilustraciones y fotografías en blanco y negro que alternan con el texto y logran sumergir al lector en una historia entretenida, que engancha y se lee de un tirón. El autor, Brian Selznick, es un conocido ilustrador de libros infantiles. The invention of Hugo Cabret: una buena novela convertida en película por Martin Scorsese y que se estrena en los cines el 20 de enero de 2012.
Ver vídeo

sábado, 15 de octubre de 2011

Un árbol crece en Brooklyn, de Betty Smith



«Un árbol crece en Brooklyn. Algunos lo llaman el árbol del cielo. Caiga donde caiga su semilla, de ella surge un árbol que lucha por alcanzar el cielo. Crece en solares delimitados por tablas entre montones de basura abandonada. Es el único árbol que crece en el cemento. Crece exuberante... sobrevive sin sol, sin agua, hasta sin tierra, en apariencia. Podríamos decir que es bello, si no fuera porque hay tantos de su misma especie».

Y a su sombra lee siempre que puede Francie Nolan, ilusionada con leer todos los libros de la biblioteca del barrio. Francie nos introduce en su familia, y con cariño rememora su infancia y adolescencia. Nos da a conocer a Katie y Johnny, sus padres, y a Neeley, su hermano menor, al que adora. Una novela deliciosa en que los inmigrantes y los pobres son los verdaderos protagonistas. Un relato tierno en que la importancia de la familia, el valor del esfuerzo y la educación se presentan como básicos en la formación de las personas. Una muestra más de cómo las raíces cristianas de Europa fecundan el mundo. En palabras de Paul Auster, «Un libro bellísimo, de una novelista maravillosa y olvidada». Una lectura que nadie debería perderse, IMPRESCINDIBLE.

sábado, 8 de octubre de 2011

No abras los ojos, de John Verdon


John Verdon sigue pegando fuerte. El autor de Sé lo que estás pensando nos trae otro caso del detective retirado David Gurney, lleno de tensión y que te mantiene en vilo hasta el final. Su afición por resolver casos sigue produciendo desencuentros con su esposa Madeleine, y las relaciones con su hijo también son fuente de preocupación. Aun así, se mete de lleno en este nuevo caso: una novia es asesinada de manera brutal durante el banquete de bodas, y no hay ni rastro del principal sospechoso. La investigación le llevará a Mapleshade, una peculiar escuela para chicas jóvenes que han sufrido abusos sexuales, y a toda una red prostitución de lujo y esclavitud sexual. Esta nueva novela, Shut your Eyes Tight en el original, no alcanza el nivel de la anterior, y dado el ambiente en que se desarrolla y la mente enferma del asesino es más bien para un público adulto.

sábado, 1 de octubre de 2011

La familia de Pascual Duarte, de Camilo José Cela





Probablemente la mejor obra de Camilo José Cela, La familia de Pascual Duarte no permite el olvido. Es el relato autobiográfico de un asesino cuya vida es una carrera de violencias sufridas y ejercidas sobre los demás. Un rosario de catástrofes (palizas infantiles, muerte del padre, de su hermano, de sus hijos, de su madre...) con una única y efímera luz: el cariño de su hermana Rosario. Un relato que despierta la compasión del lector, que reconoce en Pascual a un animal primitivo pero carente de verdadera crueldad, una víctima de heredadas violencias, hijo desvalido de un pueblo sin misericordia. Pascual, en el fondo, guarda, ahogada por la ignorancia y la brutalidad generalizada, un ansia de amor y humanidad, de vida pacífica y feliz. Camilo José Cela recibió el Premio Nobel de Literatura en 1989.
Leer más