jueves, 1 de junio de 2017

Día de la madre: Un poema: La madre, de Dámaso Alonso

La madre*

No me digas
que estás llena de arrugas, que estás llena de sueño,
que se te han caído los dientes,
que ya no puedes con tus pobres remos hinchados,
deformados por el veneno del reuma.

No importa, madre, no importa.
Tú eres siempre joven,
eres una niña,
tienes once años.
Oh, sí, tú eres para mí eso: una candorosa niña.

Y verás que es verdad si te sumerges en esas lentas aguas,
en esas aguas poderosas,
que te han traído a esta ribera desolada.
Sumérgete, nada a contracorriente, cierra los ojos,
y cuando llegues, espera allí a tu hijo.
Porque yo también voy a sumergirme en mi niñez
antigua,
pero las aguas que tengo que remontar hasta casi
la fuente,
son mucho más poderosas, son aguas turbias, como
teñidas de sangre.
Óyelas, desde tu sueño, cómo rugen,
como quieren llevarse al pobre nadador.
¡Pobre del nadador que somorguja y bucea en ese
mar salobre de la memoria!

... Ya ves: ya hemos llegado.
¿No es una maravilla que los dos hayamos arribado
a esta prodigiosa ribera de nuestra infancia?
Sí, así es como a veces fondean un mismo día en
el puerto de Singapoor dos naves,
y la una viene de Nueva Zelanda, la otra de Brest.
Así hemos llegado los dos, ahora, juntos.
Y ésta es la única realidad, la única maravillosa
realidad:
que tú eres una niña y que yo soy un niño.

¿Lo ves, madre?
No se te olvide nunca que todo lo demás es mentira,
que esto solo es verdad, la única verdad.
Verdad, tu trenza muy apretada, como la de esas niñas
acabaditas de peinar ahora,
tu trenza, en la que se marcan tan bien los brillan-
tes lóbulos del trenzado,
tu trenza, en cuyo extremo pende, inverosímil, un
pequeño lacito rojo;
verdad, tus medias azules, anilladas de blanco, y las
puntillas de los pantalones que te asoman por
debajo de la falda;
verdad tu carita alegre, un poco enrojecida, y la
tristeza de tus ojos.
(Ah, ¿por qué está siempre la tristeza en el fondo
de la alegría?)
¿Y adonde vas ahora? ¿Vas camino del colegio?

Ah, niña mía, madre,
yo, niño también, un poco mayor, iré a tu lado,
te serviré de guía,
te defenderé galantemente de todas las brutalidades
de mis compañeros,
te buscaré flores,
me subiré a las tapias para cogerte las moras más
negras, las más llenas de jugo,
te buscaré grillos reales, de esos cuyo cricrí es como
un choque de campanitas de plata.
¡Qué felices los dos, a orillas del río, ahora que va a
ser el verano!
A nuestro paso van saltando las ranas verdes,
van saltando, van saltando al agua las ranas verdes:
es como un hilo continuo de ranas verdes,
que fuera repulgando la orilla, hilvanando la orilla
con el río.
¡Oh qué felices los dos juntos, solos en esta mañana!
Ves: todavía hay rocío de la noche; llevamos los
zapatos llenos de deslumbrantes gotitas.

¿O es que prefieres que yo sea tu hermanito menor?
Sí, lo prefieres.
Seré tu hermanito menor, niña mía, hermana mía,
madre mía.
¡Es tan fácil!
Nos pararemos un momento en medio del camino,
para que tú me subas los pantalones,
y para que me suenes las narices, que me hace mu-
cha falta
(porque estoy llorando; sí, porque ahora estoy llo-
rando).

No. No debo llorar, porque estamos en el bosque.
Tú ya conoces las delicias del bosque (las conoces
por los cuentos,
porque tú nunca has debido estar en un bosque,
o por lo menos no has estado nunca en esta deliciosa
soledad, con tu hermanito).
Mira, esa llama rubia que velocísimamente repique-
tea las ramas de los pinos,
esa llama que como un rayo se deja caer al suelo,
y que ahora de un bote salta a mi hombro,
no es fuego, no es llama, es una ardilla.
¡No toques, no toques ese joyel, no toques esos dia-
mantes!
¡Qué luces de fuego dan, del verde más puro, del
tristísimo y virginal amarillo, del blanco creador,
del más hiriente blanco!
¡No, no lo toques!: es una tela de araña, cuajada de
gotas de rocío.
Y esa sensación que ahora tienes de una ausencia
invisible, como una bella tristeza, ese acompasado
y ligerísimo rumor de pies lejanos, ese vacío, ese presentimiento súbito del bosque,
es la fuga de los corzos. ¿No has visto nunca corzas
en huida?
¡Las maravillas del bosque! Ah, son innumerables; nunca
te las podría enseñar todas, tendríamos
para toda una vida...

... para toda una vida. He mirado, de pronto, y he
visto tu bello rostro lleno de arrugas,
el torpor de tus queridas manos deformadas,
y tus cansados ojos llenos de lágrimas que tiemblan.
Madre mía, no llores: víveme siempre en sueño.
Vive, víveme siempre ausente de tus años, del sucio mundo
hostil, de mi egoísmo de hombre, de mis
palabras duras.
Duerme ligeramente en ese bosque prodigioso de tu
inocencia,
en ese bosque que crearon al par tu inocencia y mi
llanto.
Oye, oye allí siempre cómo te silba las tonadas nue-
vas tu hijo, tu hermanito, para arrullarte el sueño.

No tengas miedo, madre. Mira, un día ese tu sueño
cándido se te hará de repente más profundo y
más nítido.
Siempre en el bosque de la primer mañana, siempre
en el bosque nuestro.
Pero ahora ya serán las ardillas, lindas, veloces
llamas, llamitas de verdad;
y las telas de araña, celestes pedrerías;
y la huida de corzas, la fuga secular de las estrellas
a la busca de Dios.
Y yo te seguiré arrullando el sueño oscuro, se te-
guiré cantando.
Tú oirás la oculta música, la música que rige el
universo.
Y allá en tu sueño, madre, tú creerás que es tu hijo
quien la envía. Tal vez sea verdad: que un co-
razón es lo que mueve el mundo.
Madre, no temas. Dulcemente arrullada, dormirás en
el bosque el más profundo sueño.
Espérame en tu sueño. Espera allí a tu hijo, madre
mía.

* La madre, en D. Alonso, Hijos de la ira, Castalia, Madrid 1986, pp. 120-125. Junto a la niñez, el tema de la mujer (y, sobre todo, la madre) mueve al poeta a la expresión de una amorosa ternura. La niñez, recuerdo de la inocencia, y la mujer (madre), símbolo del amor, se combinan en este poema que, basado en una hábil superposición temporal, radicada en la memoria, convierte a la madre y al hijo en hermanitos que juegan juntos, recreando un mundo añorado.

miércoles, 27 de abril de 2016

Verde agua, de Marisa Madieri

«En la casa de mi abuela paterna, en Fiume, el vestíbulo era amplio y luminoso. Contra una pared se apoyaba una gran mesa de madera maciza con patas extrañas, ora delgadas, ora voluptuosamente abultadas, que terminaban en grandes bulbos. (…) Mis dedos infantiles recorrían poco a poco aquellas curvas y aquellos recovecos, descubriendo nidos secretos de polvo que ni siquiera el riguroso y tal vez excesivo amor de la abuela por la limpieza lograba alcanzar».

Verde agua, aparecido por primera vez en Italia en 1987, es un relato-diario escrito por Marisa Madieri (Fiume, 1938-Trieste, 1996) considerado un pequeño clásico contemporáneo. En él se relata el éxodo de los italianos de Fiume, ciudad que en 1947 pasó a formar parte de Croacia, dentro de la antigua Yugoslavia. Claudio Magris, autor de El Danubio y viudo de Madieri, dice respecto a Verde agua, que es, básicamente, "un libro en el que el tiempo es el auténtico protagonista, ya que en él se explora la evolución de la niña que fue Marisa hasta la mujer".

viernes, 22 de abril de 2016

Médico de cuerpos y almas, de Taylor Caldwell

«Lucano nunca estaba seguro de si sentía o no cariño por su padre. Una cosa era cierta: que sentía lástima por él. Los hombres sencillos y sin pretensiones podían ser admirados. Los hombres sabios podían ser honrados. Pero su padre no era ni sencillo ni sabio».

«La historia de Lucano, o san Lucas, es la historia de la peregrinación de todos los hombres, que a través de la desesperación y la vida en tinieblas, el sufrimiento y la angustia, la amargura y la pena, la duda y el cinismo, la rebelión y la desesperanza, han llegado a los pies y la comprensión de Dios. La búsqueda de Dios y la revelación final son las únicas cosas que dan sentido a la vida del hombre. Sin ellas el hombre vive como un animal irracional, sin consuelo ni sabiduría, y toda su vida es vana» (Taylor Caldwell, del Prólogo). Una novela atrevida que no rehúsa enfrentarse con los temas más escabrosos en el marco incomparable de una Roma Imperial en decadencia: las corrompidas costumbres de la corte imperial, la vida intelectual de los grandes centros de enseñanza, especialmente Alejandría, donde Lucano realizó sus estudios de medicina, las grandes miserias de los miles de esclavos bajo el yugo romano, se combinan con la infinita ternura y humanidad del personaje central. Un clásico de la novela histórica.

miércoles, 13 de abril de 2016

Una tarta de manzana llena de esperanza, de Sarah Moore Fitzgerald

«Tenían preparada una ambulancia a la puerta de la iglesia por si alguien se desmayaba. Hombres con brazaletes verdes dirigían el tráfico. Alguien había escrito COMPLETO con letras rojas en un cartel que colgaron a la entrada del aparcamiento. Los vecinos abrieron las verjas de sus jardines. (…) Todos parecían confusos. Era el Día de Oración por Oscar Dunleavy, que había desaparecido, presumiblemente estaba muerto, y nadie se hace nunca a la idea de una cosa así».

Oscar Dunleavy tiene un secreto. Sabe preparar unas tartas de manzana “casi mágicas”. Todos aquellos que las prueban se contagian inmediatamente de alegría y felicidad. Pero un día Oscar desparece. Todo el mundo acaba por asumir que ha desparecido. Sólo Meg, su mejor amiga, y Stivie, el hermano pequeño de Oscar, se niegan a aceptarlo. Sin perder la esperanza inician una búsqueda durante la que aprenderán valiosas lecciones. Una tarta de manzana llena de esperanza es una historia que habla del primer amor, la lealtad, la familia y la esperanza, pero que en mi opinión es bastante flojilla…


miércoles, 6 de abril de 2016

The Giver. El Mensajero, de Lois Lowry

La gente también necesitaba a Mati. Confiaban en él para distinguir los senderos, para recorrerlos sin riesgo y para llevar a cabo las misiones que requerían un viaje por espesos bosques de caminos intrincados y laberínticos. Llevaba mensajes para ellos. Era su trabajo. Pensaba que, cuando llegara la hora de la asignación de su nombre verdadero, Mensajero sería el elegido. Le gustaba cómo sonaba y estaba deseando que le dieran ese título. Pero esa tarde Mati no iba a llevar ni a recoger ningún mensaje (…) Necesitaba privacidad para esa cosa que había descubierto sobre sí mismo: un lugar para comprobarla en secreto y para sopesar el temor que le provocaba su significado. Encontró lo que había ido a buscar. Aunque en cierta forma hubiera deseado no hallarlo. Mati supo que su vida sería más fácil si la ranita no tuviera una marca y fuera normal y corriente. Pero no lo era; él sabía que no podía serlo; y fue consciente de que, desde ese momento, todo cambiaría para él. Su futuro daba un giro misterioso e inesperado.

Seis años antes, Mati llegó a Pueblo siendo un muchachito rudo y artero. Entonces se llamaba a sí mismo «el más feroz de los feroces» pero, desde aquellos tiempos, se ha transformado en un joven honrado bajo la tutela de Veedor, un ciego que debe su nombre a su extraordinaria percepción. Ahora Mati está esperando que le den su nombre verdadero, y Mensajero es el que anhela. Tercer libro de la trilogía formada por El Dador y En busca del azul, Lois Lowry, transmite con su escritura el convencimiento de que en este planeta vivimos interrelacionados, y de que nuestro futuro depende de tener más humanidad, de ayudarnos más los unos a los otros.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Abril encantado, de Elizabeth von Arnim

«Para aquellos que aprecian las glicinias y el sol. Se alquila pequeño castillo medieval italiano durante el mes de abril.»

En Un abril encantado (The Enchanted April), cuatro mujeres inglesas sin mucho en común, hartas y aburridas, deciden irse juntas de vacaciones escapando de la rutina. En el castillo de San Salvatore hablan, viven y descubren los mejores matices de su sensibilidad, oculta por la monotonía cotidiana. Y todo empieza a cambiar, quizá para siempre. Una comedia de enredo, intriga y humor de Elizabeth von Arnim (1866-1941), una de las escritoras más leídas de principios del siglo XX. Disfruté con la película, Un abril encantador, dirigida por Mike Newell en 1993, y lo he vuelto a hacer, más si cabe, con la novela. Lotty, entusiasta, extrovertida y alegre, descubre el anuncio y convence a Rose, introvertida, recatada y educada bajo estrictas normas morales. Ambas ven conveniente compartir los gastos con otras dos mujeres. Es así como se unen al plan Lady Caroline, joven rica y bella heredera mimada por la vida; y la señora Fisher, anciana perspicaz e intolerante hacia cualquier falta de urbanidad y educación, orgullosa de haber convivido con grandes intelectuales de la literatura. Una novela encantadora.

miércoles, 23 de marzo de 2016

La luz que no puedes ver, de Anthony Doerr

Marie-Laure vive con su padre en París, cerca del Museo de Historia Natural, donde él trabaja como responsable de sus mil cerraduras. Cuando, siendo muy niña, Marie-Laure se queda ciega, su padre le construye una perfecta miniatura de su barrio para que pueda memorizarla gracias al tacto y encontrar el camino a casa. A sus doce años, los nazis ocupan París y padre e hija tienen que huir a la ciudad amurallada de Saint-Malo. En Zollverein, ciudad minera de Alemania, el joven huérfano Werner crece junto a Jutta, su hermana pequeña, cautivado por una rudimentaria radio que ambos encuentran. Werner se convierte en un experto en construir y reparar estos aparatos cruciales para los nuevos tiempos, un talento que no pasa inadvertido a las Juventudes Hitlerianas. Siguiendo al ejército alemán, Werner deberá atravesar el corazón en guerra de Europa. En la última noche antes de la liberación de Saint-Malo los caminos de Werner y Marie-Laure se cruzan, y sus vidas cambian para siempre. La luz que no puedes ver, All the Light We Cannot See en el original, un libro para todos los públicos, que te mantiene enganchado de principio a fin. Sin duda, merece la pena.

miércoles, 16 de marzo de 2016

Relatos a la sombra de la Cruz, de Enrique Monasterio

Entre los libros de Enrique Monasterio que para mí son de lectura anual obligada se encuentra desde hace años El Belén que puso Dios. Cuando se acerca la Navidad, no puedo resistir la tentación de leerlo. Pero desde el año 2013, para estos días de Semana Santa ya tan próximos, he añadido estos Relatos a la sombra de la Cruz. Nacidos de la oración de su autor ante la cruz, siguiendo la misma lógica que le llevó a escribir El Belén que puso Dios. Nos encontraremos de nuevo con un borrico; con María Santísima, siempre joven y hermosa, pero bañada en lágrimas; con amigos de Jesús, como María Magdalena, los apóstoles, Simón de Cirene o José de Arimatea, y con enemigos que buscan su desaparición de este mundo: Caifás, Judas, Pilato, Barrabás... Como colofón, se incluyen al final unos comentarios al Adoro te Devote, conocido himno eucarístico atribuido a santo Tomás de Aquino. Jesús, en la Eucaristía, rompe las barreras del espacio y del tiempo y vuelve a trasladarnos al Gólgota. Espero que te guste.

miércoles, 9 de marzo de 2016

El nombre de Dios es Misericordia, del Papa Francisco

«La misericordia es el primer atributo de Dios. Es el nombre de Dios. No hay situaciones de las que no podamos salir, no estamos condenados a hundirnos en arenas movedizas».

Con palabras sencillas y directas, el papa Francisco se dirige a cada hombre y mujer del planeta entablando un diálogo íntimo y personal. En el centro, se halla el tema que más le interesa —la misericordia—, desde siempre eje fundamental de su testimonio y ahora de su pontificado. En cada página vibra el deseo de llegar a todas aquellas almas —dentro y fuera de la Iglesia— que buscan darle un sentido a la vida, un camino de paz y de reconciliación, una cura a las heridas físicas y espirituales. En la conversación con el vaticanista Andrea Tornielli, Francisco explica —a través de recuerdos de juventud y episodios relacionados con su experiencia como pastor— las razones del Año Santo. Y a esos cristianos que se colocan a sí mismos en las filas de los «justos», les recuerda: «También el Papa es un hombre que necesita la misericordia de Dios». Il nome di Dio è Misericordia, un libro que merece la pena leer y que no te dejará indiferente.

miércoles, 2 de marzo de 2016

A orillas del lago, de Mary Lawson

Un fatídico día de verano, los hermanos Morrison, dos chicos y dos niñas, pierden a sus padres en un accidente. Rechazando el ofrecimiento de diversos parientes lejanos los niños optan por evitar la separación y permanecer juntos en la pequeña localidad de Crow Lake, en el agreste norte canadiense. Pasados los años, visitarán el paisaje de su infancia rememorando las emociones y sentimientos que marcaron sus vidas y moldearon su personalidad. A orillas del lago, Crow Lake en el original, es una buena novela, en la que destaca la relación entre los hermanos, en la que, a pesar de las adversas circunstancias, hay afecto y espíritu de sacrificio, aunque no se oculten las discrepancias. Especialmente amable y logrado es el personaje de la hermana pequeña, Bo, de dos años. En medio de las dificultades e incertidumbres en que crecen y maduran los cuatro hermanos, no faltan, sin embargo, los toques de humor. Gustará a cualquier lector medianamente sensible.

miércoles, 24 de febrero de 2016

Controlaré tus sueños, de John Verdon

John Verdon vuelve por donde solía. Después de engancharnos con la espectacular Sé lo que estás pensando; tras entregar No abras los ojos y Deja en paz al diablo, que pasaron sin pena ni gloria; y recuperándose un poquito con No confíes en Peter Pan, John Verdon vuelve a tenernos en vilo con su nueva novela: Controlaré tus sueños, Beware of the Wolf en el original. Cuatro hombres que viven en partes diferentes del país, y a primera vista con muy poco en común, han tenido el mismo sueño: una pesadilla aterradora en la que aparece una daga ensangrentada con la cabeza de un lobo en la empuñadura. Al poco tiempo los cuatro son hallados muertos con indicios de haberse suicidado. La policía centra su investigación en Richard Hammond, controvertido psicólogo que lleva a cabo sesiones de hipnoterapia en el Wolf Lake Lodge, un viejo y espeluznante hotel de las Adirondack. Al parecer, todas las víctimas habían ido allí para ver a Hammond poco antes de morir. Gurney, inquieto por extrañas incongruencias en el enfoque oficial del caso, empieza su propia investigación, una investigación que lo pone en el punto de mira no solo de un asesino despiadado y de la policía local, sino también del rincón más oscuro del gobierno federal.




miércoles, 17 de febrero de 2016

Matilda, de Roald Dahl

«Al cumplir los tres años, Matilda ya había aprendido a leer sola, valiéndose de los periódicos y revistas que había en su casa. A los cuatro, leía de corrido y empezó, de forma natural, a desear tener libros. (…) —Papá —dijo—, ¿no podrías comprarme algún libro? —¿Un libro? —preguntó él—. ¿Para qué quieres un maldito libro?
—Para leer, papá. —¿Qué demonios tiene de malo la televisión? ¡Hemos comprado un precioso televisor de doce pulgadas y ahora vienes pidiendo un libro! Te estás echando a perder, hija… (…) La tarde del día en que su padre se negó a comprarle un libro, Matilda salió sola y se dirigió a la biblioteca pública del pueblo…».

Matilda, la lectora de libros, con tan sólo cinco años atesora unos conocimientos asombrosos y unos extraños y maravillosos poderes, algo que, sin embargo, pasa inadvertido para sus mediocres padres… Matilda, un clásico de la literatura juvenil escrita por Roald Dahl, autor también de Charlie y la fábrica dechocolate, y llevada al cine en 1996 por Danny DeVito.


miércoles, 10 de febrero de 2016

Ojos de agua, de Domingo Villar

«La línea de luces de la costa, el resplandor de la ciudad, la espuma blanca batiendo en el rompiente… No importaba que estuviera oscuro y la lluvia empapara los cristales. Quienes acudían a su casa por primera vez hablaban siempre de las vistas, como por obligación. Luis Reigosa escogió un CD del estante, lo colocó en el equipo de música y sirvió las bebidas en unas copas anchas cuyos bordes había frotado antes con la cáscara de un limón. No sospechó que eran las últimas que servía».
Entre el aroma del mar y de los pinos gallegos, en una torre residencial junto a la playa, un joven saxofonista de ojos claros, Luis Reigosa, ha aparecido asesinado con una crueldad que apunta a un crimen pasional. Sin embargo, el músico muerto no mantiene una relación estable y la casa, limpia de huellas, no muestra más que partituras ordenadas en los estantes y saxofones colgados en las paredes. Leo Caldas, un solitario y melancólico inspector de policía que compagina su trabajo en comisaría con un consultorio radiofónico, se hará cargo de la investigación. A su lado está el ayudante Rafael Estévez, un aragonés demasiado impetuoso para una Galicia irónica y ambigua. Ojos de agua, Ollos de agua en el original, una novela que merece la pena, como también la segunda de la serie del comisario Caldas: La playa de los ahogados.

miércoles, 3 de febrero de 2016

La escritura en la pared, de Tim Lahaye y Bob Phillips

Michael Murphy, un brillante profesor universitario especializado en profecías bíblicas, ayudado por un misterioso aliado que se hace llamar Matusalén, se verá inmerso en la búsqueda de una de las profecías más famosas y desconcertantes jamás escritas en la Biblia: la Escritura en la Pared. Para ello tendrá que viajar hasta Babilonia, pero en el transcurso de sus investigaciones, y cuanto más cerca se encuentra de descifrar el significado del antiguo mensaje que nos legó el profeta Daniel, Murphy descubrirá un complot a escala mundial... La escritura, en la pared, The Europa Conspiracy en el original, no te pierdes nada si no la lees…

miércoles, 27 de enero de 2016

Dora Bruder, de Patrick Modiano

El 31 de diciembre de 1941, en el periódico Paris-Soir apareció un anuncio dramático: unos padres tratan de encontrar a su hija, de 15 años. Nueve meses más tarde, el nombre de la muchacha aparece en una lista de deportados al campo de exterminio de Auschwitz. Al filo de estas dos desapariciones sucesivas conocemos el destino de todo un pueblo, de toda Francia y de toda Europa. Pero el tema del libro no es sólo la vida de Dora Bruder, sino la búsqueda del propio autor que trata de reconstruir aquella biografía borrada. A través de la historia de una niña, el Premio Nobel de Literatura Patrick Modiano nos muestra el continente europeo en la era hitleriana. Breve y estremecedora, para muchos es la mejor novela de Patrick Modiano.

miércoles, 20 de enero de 2016

El Papa de la misericordia, de Javier Martínez Brocal

Cuando en noviembre de 2013 vio en televisión el desastre que dejaba a su paso el tifón Yolanda en Tacloban (Filipinas) —10.000 muertos por vientos de 200 km/h—, el Papa decidió que iría allí para abrazarlos lo antes posible. Y cumplió su promesa a pesar de que en el último momento un nuevo tifón de grado 2 amenazó con anular la visita. Durante el vuelo, el cardenal de Manila, Luis Antonio Tagle, le propuso celebrar la misa en un lugar cerrado, por ejemplo, en la catedral.
—Pero ¿cuántas personas caben en la catedral? -le preguntó Francisco.
—Pienso que varios cientos, quizá mil, respondió el cardenal.
—¿Cuántos me esperan para la misa en la explanada del aeropuerto? —insistió.
—Calculamos que en torno a medio millón de personas —respondió el cardenal.
—Pues entonces no hay cambio de planes, zanjó el Papa.
Apenas un puñado de personas tienen la fortuna de poder asomarse a la vida de una personalidad como el Papa Francisco y comprobar en primera persona que el líder de miles de millones de cristianos es un hombre imprevisible, que derrocha humanidad y que habla con los gestos más que con las palabras. Ese es el privilegio que vive a diario el periodista Javier Martínez-Brocal, que ahora ha decidido volcar en este libro, El Papa de la misericordia.

miércoles, 13 de enero de 2016

El príncipe de la niebla, de Carlos Ruiz Zafón

«Habrían de pasar muchos años antes de que Max olvidara el verano en que descubrió, casi por casualidad, la magia. Corría el año 1943 y los vientos de la guerra arrastraban al mundo corriente abajo, sin remedio. A mediados de junio, el día en que Max cumplió los trece años, su padre, relojero e inventor a ratos perdidos, reunió a la familia en el salón y les anunció que aquél era el último día que pasarían en la que había sido su casa en los últimos diez años. La familia se mudaba a la costa, lejos de la ciudad y de la guerra, a una casa junto a la playa de un pequeño pueblecito a orillas del Atlántico».

El príncipe de la niebla es una novela juvenil de Carlos Ruiz Zafón publicada el año 1993. El nuevo hogar de los Carver está rodeado de misterio. En él aún se respira el espíritu de Jacob, el hijo de los antiguos propietarios, que murió ahogado en la orilla del mar. Las extrañas circunstancias de esa muerte sólo se empiezan a aclarar con la aparición de un diabólico personaje: el Príncipe de la Niebla, capaz de conceder cualquier deseo a una persona a un alto precio…



miércoles, 6 de enero de 2016

Evasión del Campo 14, de Blaine Harden

«Estoy evolucionando desde el animal que era. Pero el proceso está siendo muy, muy lento. Intento llorar y reír como el resto de la gente, simplemente para ver si siento algo. Pero no me salen las lágrimas. Ni me viene la risa».
«Yo no conocía la compasión ni la tristeza. Nos educaron desde el nacimiento para que no fuéramos capaces de sentir emociones humanas normales. Ahora que ya estoy fuera, estoy aprendiendo a tener emociones. He aprendido a llorar. Siento que me estoy volviendo humano».

Tras la Guerra de Corea, Shin Tae Sub, huyó desde Corea del Norte a Corea del Sur. Por ese delito, toda su familia fue enviada al Campo 14, uno de los cinco centros de reclusión para presos políticos, situado en las montañas de Corea del Norte. Y allí nació su sobrino Shin Dong-hyuk. Nadie nacido en el Campo 14, o en cualquiera de los otros campos norcoreanos, ha logrado escapar. Nadie excepto Shin. Este es su relato.


miércoles, 30 de diciembre de 2015

Afectividad y sexualidad, de Fernando Sarráis

¿Es necesario conocer y respetar la finalidad natural de la sexualidad humana para ser persona? ¿Es necesaria una adecuada relación entre sexualidad, amor y placer para ser feliz en las relaciones de pareja? ¿Las diferencias psicológicas de la feminidad y masculinidad tienen una finalidad positiva en la vida familiar? El pudor, la modestia y la castidad ¿tienen un sentido positivo en la vida personal y social? ¿Es necesaria una suficiente madurez psicológica, para lograr el verdadero amor que es altruista? A estas y otras preguntas responde el doctor Fernando Sarráis en este estupendo y pequeño libro, tan bueno como los anteriormente publicados: Aprendiendo a vivir. El descanso y Madurez psicológica y felicidad. Resultará muy útil sin duda a padres y educadores.


miércoles, 23 de diciembre de 2015

El Padre Elías. Un apocalipsis, de Michael O'Brien

Un fraile lleva veinte años encerrado en su monasterio Carmelita, en la montaña del profeta Elías, sumido en la contemplación. Un día recibe una llamada del Vaticano. El Papa quiere confiarle una importantísima y delicadísima misión: adentrarse en el entorno de un poderoso político para descubrir si se trata del Anticristo. En su misión, el padre Elías Schäfer se encuentra con que no sólo ha de hacer frente a un cúmulo de conspiraciones y afrontar una crisis que afecta al destino de la Iglesia, sino que también ha de reencontrarse con su propio pasado como joven judío, como hombre casado, como víctima del nazismo. Habrá de enfrentarse no sólo a un temible enemigo exterior... sino también al enemigo que todos llevamos dentro. Impactante novela que me enganchó desde el principio hace años y que os recomiendo cuando se publica, veinte años después, la continuación: El Padre Elías en Jerusalén.

miércoles, 16 de diciembre de 2015

Corsario, de Tim Severin

1677: Secuestrado de un pueblecito irlandés por corsarios berberiscos, Hector Lynch, de diecisiete años, es vendido como esclavo en una subasta en Argel. De pronto, se encuentra en un mundo desconcertante, donde la vida no vale nada y sólo los más astutos salvan el pellejo. Gracias a su amigo y compañero de cautiverio, Dan, un indio misquito del Caribe, Hector aprende los trucos para sobrevivir en la ciudad de Bagnio y vislumbra una vía de escape al saber que los esclavos extranjeros convertidos al islam tienen la posibilidad de obtener su libertad. Corsario, de Tim Severin, es una novela de aventuras con buena ambientación histórica, conocimiento de la vida en la marina, exactos detalles de la esclavitud y su comercio, y precisión al describir los distintos lugares por los que desfilan los protagonistas. Amena, ágil y buena para pasar un rato de lectura agradable, Corsario (Corsair en el original) es la primera novela de la serie que escribe Tim Severin sobre las aventuras y desventuras del irlandés Hector Lynch.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

De la tierna edad, de Valery Larbaud

«Con el pelo aplastado sobre nuestras cabezas por un gran peine redondo, y nuestras trenzas dobladas y aprisionadas en una redecilla negra, no se imagina usted qué duros parecían nuestros rostros. Y, en efecto, éramos duras las unas con las otras, y malhumoradas. Yo, al menos, era desdichada en esa pensión de provincia»

Enfantines era uno de los libros de Larbaud que permanecía aún inédito en castellano, hasta que Ricardo Cano Gaviria lo tradujo para Igitur. Se trata de un volumen de ocho relatos cuyos personajes son niños, niños que anuncian los adultos que serán, pequeños santos cuya inocencia hace resaltar la crueldad del mundo de los mayores. En su Epílogo, Cano califica a Larbaud de «infantólatra», y lo incluye entre aquellos autores que —como Alain Fournier— «elevaron al niño o al joven a la categoría de sujeto privilegiado del relato». De la tierna edad es, así, un libro melancólico y bello. No en vano había hecho Larbaud en 1908 esta petición: «Dejad que me enternezca un poco con mi infancia».

miércoles, 2 de diciembre de 2015

El Belén que puso Dios, de Enrique Monasterio

Dado que ya empieza a haber ambiente navideño por las calles y que acaba de empezar el Adviento, no me resisto a recomendarte un año más este "clásico" de la época Navidad. Aunque pueda parecerlo, no es un libro para niños. Jóvenes y adultos disfrutarán por igual con su lectura. En él encontrarás la historia de Zabulón, un pastorcillo que fue a adorar a Dios y era un poco «tonto»; de la lavandera Salomé, que lavó por primera vez los pañales de Jesús; de Joaquín, el posadero que no les dio hospedaje pero sí un establo; de Moreno, el borrico que llevó Santa María de un lado para otro; de Oriente, la estrella que estaba hecha para un sólo día del año… Un relato sencillo, cercano, familiar, que no te dejará indiferente. Un libro para Navidad y para cualquier día del año. Espero que lo disfrutes… y que lo recomiendes.
Leer más
Descargar

miércoles, 25 de noviembre de 2015

Una vez, de Morris Gleitzman

Felix tiene diez años, es judío, y vive en un orfanato esperando el día en el que sus padres vuelvan a buscarle. Es el único niño que no es huérfano, o eso es lo que tendrá que descubrir, porque los nazis irrumpen en Polonia, y persiguen y matan a los judíos. Inconsciente del riesgo, Felix se escapa para buscar a sus padres. Quizá consiga sobrevivir y encontrarles, quizá le ocurra algo bueno en su vida, al menos una vez. Un relato conmovedor narrado por la voz de un niño. La inocencia de Felix se somete a un duro proceso de conocimiento del mundo, un mundo en guerra que es parte de la historia reciente de Europa.

miércoles, 18 de noviembre de 2015

Cuando el rojo es negro, de Qiu Xiaolong

El inspector Chen, de la Policía de Shanghai, está temporalmente alejado del Departamento. Trabaja ahora para un acaudalado hombre de negocios que pretende construir un gran complejo residencial, una creación que logre evocar el brillo y glamour de los lejanos años 30. Pero cuando el antiguo miembro de la Guardia Roja, el novelista Yin Lige, es asesinado en su apartamento tras publicar una obra muy crítica con el régimen imperante, Chen deberá regresar al servicio activo para colaborar con su subalterno, el detective Yu, y detener así al culpable. When red is black, novela de intriga ambientada en la Revolución Cultural de Mao.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Soy la hija de Rembrandt, de Lynn Cullen

«Sé que esto sonará extraño. También a mí me lo parece: creo que Dios habla a través de mis manos».

Con su madre muerta por la plaga de peste y su hermano Titus recién casado, Cornelia van Rijn se encuentra aislada, sin un solo amigo o confidente, salvo su difícil padre, el pintor Rembrandt van Rijn, una vez admirado por la élite holandesa y que se encuentra ahora al borde de la locura. Cornelia, sola y desamparada, debe cuidar de él, abrumada, al mismo tiempo, por los secretos y escándalos sobre ella misma. Se ha enamorado de Carel, un chico de una familia de mercaderes, pero su padre le termina prohibiendo que lo vea; y el serio Neel, último e incondicional alumno de su padre, le cansa. Basada en personajes reales, I am the Rembrandt’s daugther es una novela que narra el drama familiar al que tuvo que enfrentarse esta joven, que luchó por sobrevivir a la sombra de uno de los más brillantes y complicados artistas de la historia. Me ha gustado bastante.